miércoles, 18 de agosto de 2010

SI NO VUELVO NO ME ESPEREN

No podrá existir nunca un mundo solo de patrones, por lo tanto los únicos imprescindibles son los obreros.

xxxxxx

Del llanto de unos se ríen los otros.

xxxxxx

El mundo me dijo que yo estaba equivocado, yo dije que el puto mundo. Me ganaron por goleada.

xxxxxx

Un pueblo sin conciencia es un balón que los lideres políticos mueven a su antojo.

xxxxxx

Las estrellas son las ventanas del cielo,... sobre todo cuando uno esta colocado.

xxxxxx

El amor es una senda por la que pocos pasan.

xxxxxx

Alegría y tristeza son inseparables, sin la una no reconoceríamos a la otra.

xxxxxx

Los hombres se agrupan solo por temor.

xxxxxx

Vivimos en ciudades que son únicamente tumbas de muertos para los vivos.

xxxxxx

La mujer es el mejor invento que conozco, aunque tiene ligeros defectos de fabricación.

xxxxxx

La mayoría de las leyes son la negación de la justicia.

xxxxxx

Cuando niños anhelabamos ser mayores, ahora soñamos con ser niños.

xxxxxx

No soy enemigo de nadie, pero seguro que tengo enemigos.

xxxxxx

Tenemos ojos, pero el verdadero arte está en saber mirar.

xxxxxx

Aquel hombre usaba la cabeza para algo mas que para llevar el sombrero.

xxxxxx

Quien delante de ti critica de otros, delante de otros critica de ti.

xxxxxx

Mi libertad comienza donde termina la de mi suegra.

xxxxxx

Hay personas que razonan tan bien que hasta parece que tienen la razón.

xxxxxx

No me gusta estar al servicio de nadie, ni siquiera en caso de extrema necesidad.

xxxxxx

Cuando mi pareja y yo hablamos de amor, yo siempre digo lo que sé, pero estoy seguro que ella siempre sabe más de lo que dice.

YA QUE LOS ESPAÑOLES NO SE VAN... ME VOY YO AL GOLFO DE GUINEA

No me importa tu doctrina,
ni me importa tu color,
ni me importa Zapatero
y mucho menos Rajoy.

xxxxxx

Contigo camino pueblo
tu lucha junto a la mía,
que luchando haremos patria
que será libre algún día.

xxxxxx

El canario miro al cielo,
suspirando dijo a Dios:
yo ya no puedo rezar
me domina el invasor.

xxxxxx

En la orilla de la fuente
las aves lavan su pico
y del sudor de los pobres
están comiendo los ricos.

xxxxxx

¡Ay, campesino canario!
que emigras a tierra extraña,
mientras cada día nos llegan
invasores a Canarias.

xxxxxx

No existe un amor sincero
y sin una pisca de cuernos,
por eso que el matrimonio
es purgatorio e infierno.

xxxxxx

Cuando me pongo a cantar
me sale la mala uva,
con las criticas a un mundo
ya convertido en basura.

xxxxxx

Nunca llores por amores,
porque es llorar en mojado,
que si un amor se marchó
otro te queda en el tajo.

xxxxxx

Por falta de fantasía
se miente mas de la cuenta,
pero todo es creación
también la verdad se inventa.

xxxxxx

Iba la noche cerrando
muerta la lumbre solar
y dos borrachos cantando
en medio de la ciudad.

xxxxxx

El godo en medio del bar.
grita con toda su voz
y un canario que le dice:
¡mandate a mudar mamón!

xxxxx

Cuando yo visito pueblos
lejos del que yo nací,
respeto con toda mi alma
a los que viven allí.

xxxxxx

La culpa nunca la tiene
mi pueblo colonizado,
sino el que viene de fuera
y a mi pueblo ha despreciado.

xxxxxx

Como tengo que partir
les digo con ironía
que utilicen la palabra
para encontrar la armonía.

ANTONIO GARCIA GARCÍA, EL HOMBRE QUE VENCIO AL ODIO Y AL RENCOR.-

No se como conocí a Don Antonio García, ni tampoco creo que eso tenga ninguna importancia en estos momentos, pero siempre tuve la sensación de que lo conocía de toda la vida, que era un ser familiar, alguien cercano con el que se podía hablar de cualquier tema, que siempre estaba dispuesto para escucharte para darte algún consejo con su enorme sabiduría. Don Antonio García era único, albergaba dentro de si una profunda humanidad, una paz interior donde no había hueco para el odio y el rencor.

Estos días se nos fue, tuvo que partir hacia el mundo del recuerdo, dejándonos un profundo vacío a todos lo que lo queríamos y apreciábamos. Es la ley de la naturaleza, tenía 91 años y la perdida reciente de su esposa a la que siempre estuvo muy unido, creo que aceleraron su partida. Se fue acompañado de otro gran hombre, como fue Don Juan Marichal, pero como yo se que Don Juan hablará mucha gente, yo prefiero hablar de Don Antonio, porque entre otras cosas siempre lo tuve cerca y pude compartir con el gratos momentos, en los que aprendí muchísimas cosas y donde nunca le agradecí lo suficiente el tiempo que me dedicaba.

En aquellas reuniones clandestinas que se celebraban en la finca que se ubicaba donde hoy está la estación de guaguas de San Benito y miserablemente expropiada para tener que abandonarla años después o en un conocido molino de gofio donde también se celebraban estas reuniones pude escuchar por primera vez las palabras sabias de Don Antonio, pero aquello estaba lleno de izquierdosos donde se pensaba que el que mas gritaba tenía la razón y Don Antonio siempre hablaba bajo. Aquello pasó, murió Franco y los franquistas se hicieron demócratas de toda la vida y los demócratas de verdad como Don Antonio siguieron haciendo su vida, bien estudiando en la Universidad o bien asistiendo a clases de esperanto, pero sobre todo dedicando mucho tiempo a la familia y a los amigos. Creo que La Laguna en particular y Canarias en general tienen una deuda muy grande con Don Antonio García por todo lo que aporto a que la gente enterrara el odio y el rencor, conviviendo pacíficamente, pese a que había sufrido en sus carnes una cantidad enormes de injusticias, con encarcelamientos tortuosos, con días dolorosos en campos de trabajo y todo por nada, simplemente por ser un hombre bueno.

Durante años me lo encontraba por La Laguna y aprovechábamos múltiples ocasiones para hablar y con el aprendí lo que tuvieron que sufrir miles de seres humanos, por culpa del odio y la venganza de quienes injustamente hacían daño. Solamente tenía 17 años cuando fue detenido la primera vez, todo el mundo ignora los motivos, yo creo que hasta los inhumanos que lo llevaron a prisión, probablemente por que le gustaba leer, amaba los libros y creía desde muy temprana edad, que las palabras estaban echas para el entendimiento de los seres humanos. La burocracia franquista no se percató de que estaba en la cárcel y lo declaró prófugo, por lo que al ser puesto en libertad, de nuevo lo detienen por este motivo y lo mandan a campos de trabajo, en Marruecos o en la península, pero de estas cosas ya se ocuparon grandes historiadores como Ricardo García Luis o Ricardo Guerra, por citar solamente algunos de los historiadores canarios que recurrieron a el para hablar de la Guerra Civil Española. Más humana y más personal fue la biografía escrita por Cirilo Leal, que fue capaz de ablandar los corazones más duros. En más de una ocasión me planteé escribir acerca de la vida de Antonio García, pero cada vez que intentaba entrar en materia sentía verdadero pánico literario y mi pluma se empequeñecía ante la grandeza de su vida. Hoy me arrepiento de no haberlo hecho, quizá hubiera sido la mejor forma de homenajearlo, hay veces en la vida que uno se equivoca y está fue una de ellas.

Durante una década, mientras mantuve abierta en La Laguna la Librería Armiche, Don Antonio venía todos los días en la mañana y mantenía largas tertulias con todos los visitantes ilustres que me honraban con su visita, citarlos a todos sería casi imposible por lo que desisto del intento. Sentía verdadero cariño por María Teresa, la primera empleada que pude contratar y que duro unos cinco años y que seguro que desde Canada donde reside le habrá dolido este momento lutuoso. Igual podemos decir de Mary o las otras chicas que trabajaron allí. Todas lo querían. Pero es que era imposible no querer a Don Antonio. Tomamos muchos cortados en el J 4, regentado por Don Francisco –también recientemente fallecido-, hablábamos de literatura, de política y de los cambios que había dado La Laguna, era un gran admirador de Nivaria Tejera y de su novela El Barranco, yo creo que a media Laguna le regaló tan magnifico libro.

Don Antonio García García era sobre todo un hombre bueno, nunca le oí hablar mal de nadie, ni tan siquiera de aquellos que le habían llevado injustamente a la cárcel, ante cualquier exaltación o salida de tono siempre tenía una palabra de reflexión, una llamada a la concordia. Si iba a declarar al Parlamento acerca de los hechos ocurridos en el franquismo era porque se hiciera justicia con los demás, jamás reclamó nada para sí mismo, aunque si había alguien que merecía ser compensado era él, porque mas que nadie sufrió en sus carnes las tremendas injusticias de la dictadura. El se sentía plenamente compensado pudiendo disfrutar de su esposa, de sus hijos y de sus nietos y de sus matinales paseos por La Laguna, donde siempre fue querido y respetado por todo el mundo.

Don Antonio García García simboliza el perdón, la concordia, la convivencia pacifica, el amor en el más universal de los sentidos, el poder andar siempre con la cabeza alta, porque jamás hizo daño a nadie y sin embargo se cebaron con él y le arruinaron su vida, pero el supo sobreponerse a las injusticias y salió adelante con una fortaleza inigualable. Esa fue su gran VICTORIA. ANTONIO GARCIA GARCÍA supo representar y seguirá representando eternamente mejor que nadie LA VICTORIA DE LOS VENCIDOS.

ANGHEL MORALES GA

martes, 17 de agosto de 2010

ANTONIO GARCIA GARCIA SIEMPRE EN LA MEMORIA DE LOS QUE AMAMOS LA LIBERTAD (SEGUNDA PARTE)

"CUANDO UN AMIGO SE VA, DEJA UN ESPACIO VACIO, QUE NO LO PUEDE LLENAR LA LLEGADA DE OTRO AMIGO"

"En el año 1947 se hizo una redada en una fábrica de puros de Santa Cruz y encontraron un fleje de un periódico antifascista. Por esos panfletos y por unas pistolas viejas que aparecieron tiradas en una playa de San Andrés detuvieron a las tabaqueras de la fábrica y a un montón de compañeros de Tenerife, de La Palma y de Gran Canaria. A las chicas las metieron en la prisión de mujeres de la calle San Miguel, en los Toscales y a los hombres en la prisión de Fyffes. Los detenidos de La Palma pertenecían a una organización de ayuda a los presos y los de Gran Canaria eran miembros de un sindicato de camareros y de carpinteros. A todos nos englobaron en la misma causa: delito de sedición. Como algunos ya nos conocíamos de antes, de haber estado en la misma prisión en el 38, decidimos seguir aprendiendo el esperanto".

Cuando la librería Sigú fue un espacio de libertad /y 3

"El esperanto le dio sentido a mi vida por su carga idealista y universal"

"Durante el franquismo las tertulias se hacían en las librerías"

A Antonio García no le importa reconocer que el recuerdo y la nostalgia constituyen sus fieles compañeros de viaje. Entiende la vida como un largo tránsito que va desde el sueño y la utopía al desengaño, lo que no le ha impedido dejar de luchar para que el desaliento no inunde el lugar de la esperanza. Su vida ha estado relacionada con los libros. Recuerda que sus primeros trabajos estuvieron vinculados al mundo de las librerías. Empezó en la librería Popular de la calle Herradores que estaba regentada por Luque, un catalán anarquista, y por Bernardino Afonso, también miembro de la CNT, los dos estuvieron muchos años presos al estallar el Movimiento; después trabajó en la librería Católica donde fue detenido al iniciarse la guerra en 1936. Antonio García conoció al polifacético José Rivero, director de la película El ladrón de los guantes blancos, en la librería de su propiedad que estaba ubicada en el solar que hoy ocupa la dulcería Olivera. "José Rivero murió en frente al teatro Leal, en los bajos del hotel Aguere, donde había un bar. Sucedió una noche de carnaval. Yo estaba en la puerta del teatro Leal y se oyó un disparo. Corrí al bar y me lo encontré muerto. Nunca se llegó a saber la verdad porque de entrada se dijo que la pistola se le había caído a un fulano que estaba en la barra y el tiro lo alcanzó accidentalmente. Sabíamos con certeza que había sido intencionado. Al poquito llegó la guerra y se echó tierra al asunto. José Rivera era un hombre liberal. En esa película de José Rivera intervino Guetón, el hijo de don Luis Rodríguez Figueroa; cuando empezó la guerra Guetón estaba en Francia y vino a ver a una novia, lo detuvieron y lo desaparecieron. A don Luis Rodríguez Figueroa, que era abogado y diputado a Cortes, también lo mataron".

Armando Sigú

En la librería Lemus nos cuenta Andrés Rodríguez Barrella que don Antonio García era uno de los contertulios que animaban los debates, casi clandestinos, que se llevaban a cabo en la desaparecida librería de Armando Sigú.

"Armando Sigú estuvo en la escuela conmigo. Era un gran amante de los libros. Cuando se hizo mayor puso la librería Anchieta, en la calle Capitán Brotons. A mi me llegó a decir don Polo, el dueño de la librería Goya, que librero, Armando Sigú. Era un hombre que siempre estaba leyendo los libros y las críticas a los mismos. Orientaba a los chicos en la compra. Sabía y recomendaba los libros habiéndolos leído. Conocía su profesión. En su librería se reunía mucha gente a discutir y a comentar noticias y hechos de actualidad y sobre política. Participaban profesores de la Universidad, estudiantes, gente de la cultura, obreros y personas normales y corrientes que sentían inquietud. Esas charlas y discusiones se celebraban hasta los domingos por la mañana. Se hablaba y opinaba abiertamente, estábamos en confianza".

Estudiar, un compromiso inquebrantable

Nada más terminar el servicio militar en el año 1943, con veinticinco años, Antonio García empezó a trabajar en la carpintería que su padre tenía en la calle Herradores y después en la gestoria de Gaspar González, que estaba al lado del Ateneo, ocupación en la que se mantuvo hasta el mismo día en que lo volvieron a detener en 1947 y encerraron de nuevo en Fyffes.

"Siete meses después salí libre del Consejo de Guerra que se celebró en el cuartel de Artillería. El abuelo de Santiaguito Pérez, don Santiago Pérez Izquierdo, que era notario, me echó una mano para que no me tocaran. Al salir de Fyffes comencé a trabajar en Bodegas Fuencaliente hasta que entré en la Agencia Acuña, donde me jubilé, al cabo de treinta y nueve años. Esos trabajos no me apagaron el deseo de instruirme. Será porque cuando empecé a estudiar de pequeñito en los hermanos de la Salle nos enseñaban menos que a los niños de pago. Durante la República en la Alhóndiga, un edificio que estaba al lado del Ayuntamiento de Laguna, daban clases gratuitas para adultos. Me desconsolaba por no poder ir y aprender con Ramón García Rojas y Pedro Díaz Duque. Mientras que los hermanos sólo llegábamos hasta la regla de tres, ellos les enseñaban ciencias naturales, aritmética, geometría y hacían pilas eléctricas. En esa Alhóndiga también ensayaba la banda municipal y, después, hasta hace algunos años, entrenaba el Canarias".

Antonio García se preparó concienzudamente para acceder a la Universidad y superó la prueba de mayores de 25 años. Guarda especial recuerdo de Javier Muguerza y Escohotado. La cultura, en general, y el esperanto, en particular, han constituido sus principales señas de identidad.

"El esperanto lo empecé a estudiar cuando ingresé en Fyffes en el año 1938. Don Juan Régulo se encargaba de darnos clase; lo hacía con tanto entusiasmo que entre los alumnos habían obreros y chicos del campo que lo llegaron a aprender con facilidad. Se esforzaban en aprender en gramática española para poder comprender el esperanto. En esas circunstancias el esperanto era una cuestión idealista, un idioma internacionalista. Cuando se normalizó mi vida me hice miembro de la sociedad esperantista de La Laguna, a la que sigo perteneciendo. El esperanto es un idioma que no se debería perder. En lo que a mí respecta le ha dado un sentido a mi vida por su carga de idealismo y por su sentido de internacionalista".

Poema a los que no volvieron

"Cuando ingresé en Fyffes el año 1938 conoció al artista bohemio Policarpo Niebla Mora que estaba escribiendo en una libreta versos inspirados en lo que veía en aquella prisión. Me prestó la libreta y la copié a mano. Todos los poemas estaban agrupados bajo el nombre de "Partir". Policarpo tanto hacía caricaturas como escribía poesía. Esa libreta me la quitó la policía cuando me detuvieron el año 1947. Pensé que me la iban a desaparecer pero me la devolvieron. Entre los poemas que escribió había uno dedicado a los presos que sacaban de noche y no volvían. Él los escribía y don Jacinto Alzola les ponía la voz: Dijeron hasta luego y en el silencio hondo sus pasos se sintieron; hasta luego, hasta luego; los hombres ya se fueron, pero llega rodando la noche, hasta luego, hasta luego; en esta hora de la noche mucha gente mirará a las estrellas y verán que las estrellas lloran...

También le escribió unos versos al huerto de alfalfa que estaba detrás de la prisión. Los soldados que hacían la guardia no dejaban pasar a nadie por esa zona, pero cuando eran mujeres o niños que iban a comprar alfalfa hacían la vista gorda. Cuando esas mujeres venían con el ramito en la mano, pegado al pecho, pasaban caminando despacito cerca de las alambradas para ver si veían a sus padres, sus esposos o sus novios presos: Esa mancha verde, tan sin valor ayer, un día se vistió de novia, de madre y de hija..."

lunes, 16 de agosto de 2010

ANTONIO GARCIA GARCIA SIEMPRE EN LA MEMORIA DE LOS QUE AMAMOS LA LIBERTAD

La vida de Antonio García García ha transitado por los principales acontecimientos que han cicatrizado la historia última del hombre. Sufrió directamente las consecuencias de la Guerra Civil española (1936-1939), la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) y la larga etapa de la dictadura que terminó con la muerte de Francisco Franco. Los largos años de la contienda civil española los pasó encerrado, primero en la cárcel de La Laguna, después en la prisión militar Costa-Sur, conocida popularmente por la prisión de Fyffes y, posteriormente, en Marruecos y Miranda del Ebro.

"Cuando acabó la guerra había tantos presos en los salones de Fyffes que se nombró a un juez especial para que se encargara de resolver aquella caótica situación. A las personas mayores que estaban presos por orden gubernativa las dejaron en libertad y a los jóvenes nos mandaron al campo de concentración de Rota, en Cádiz. En ese campo, donde habíamos unos nueve mil prisioneros de guerra, pasé varios meses. No faltaba tiempo para jugar al fútbol en aquel lugar. Los prisioneros de las distintas armas formaban sus equipos. Los de la marina tenían un equipo de fútbol que le llamaban Flota Republicana; claro está que ese nombre era un secreto a voces. De Rota nos mandaron a Marruecos donde estuve un año abriendo carreteras y fortificaciones subterráneas, en la frontera con el Marruecos francés. Según los periódicos de entonces España estaba reclamando parte del territorio que estaba bajo el dominio francés. Después nos mandaron a un lugar que le decían Aulef donde nos dedicamos a reconstruir un campamento que la República había desmontado porque era muy costoso de mantener. En aquel campamento conocimos a un teniente que era sobrino del general Monasterio y nos dijo que estaban pidiendo voluntarios para trabajar en las minas de Asturias. Entre los voluntarios estábamos ocho canarios. De Marruecos a Burgos, al campo de concentración de Miranda del Ebro donde se hacinaban más de diez mil prisioneros, entre ellos franceses, judíos y gitanos que venían huyendo de los nazis alemanes. Los responsables de las minas asturianas rechazaron al batallón de trabajadores porque no querían personal militarizado. Como no pudimos trabajar en las minas nos aprovecharon para trabajar en una nueva vía de tren que se estaba construyendo desde Miranda del Ebro hasta Irún. En esa faena aprendí a palear de verdad con los compañeros asturianos prisioneros. En junio de 1940 me dieron la libertad y una lata de sardina y un chusco de pan para llegar hasta mi casa".

Preso y prófugo a la vez

Al regresar a la isla tras su itinerario por diferentes prisiones a Antonio García no le dan tiempo para pensar en su futuro. En Tenerife se encuentra con la desagradable sorpresa de su inmediata presentación en la caja de alistamiento. Mientras cumplía cuatro años prisión, sin cargo alguno, la maquinaria burocrática le había dado por prófugo.

"Nada más presentarme a la caja de reclutas me enviaron rápidamente al campamento de Hoya Fría. Instrucción y trabajo en la costa, en la zona de los Moriscos donde se estaban construyendo emplazamientos de baterías puesto que se temía algún desembarco o algo por estilo. De allí me pasaron al regimiento de infantería San Carlos. Nada más llegar al nuevo destino lo primero que me dicen: Usted no puede ascender, ni tener destino ni disfrutar permisos... Una vez me mandaron a las prácticas de tiro con una ametralladora francesa y me felicitaron por la puntería. Como en el regimiento me la pasaba todo el tiempo leyendo un brigada andaluz me dijo: Antonio, hazme el favor de ir a Paso Alto y te presentas al capitán don Francisco Moreno para que te quedes de escribiente con él porque le he mandado dos y me los ha rechazado. Pero mi brigada yo no puedo tener destino... Tú calladito y vas y te presentas y no digas nada. El capitán Moreno era el delegado de la División Azul en Tenerife, un señor viejecito que siempre estaba fumando con boquilla. Muy buena persona. Me dijo que me hiciera cargo de la oficina. Mi misión consistía en hacer un registro de los que entraban arrestados o condenados y de los que salían. Un oficio lo remitía al capitán general y otro para el gobernador militar. Así me quedé de escribiente en Paso Alto".

La movilización

Nada más terminar la Guerra Civil española, un dramático ensayo de la que vendría más tarde, el mundo se vio abocado a una guerra global que, a lo largo de cinco años, se cobró alrededor de 38 millones de víctimas. En España se produce una nueva movilización. Los que ya habían cumplido el servicio militar y estaban licenciados fueron llamados de nuevo y los que, como el caso de Antonio García, seguían en el servicio se les obligó a prolongar su estancia. Antonio García seguía de escribiente en el castillo de Paso Alto, donde el almirante Horacio Nelson fue atendido de sus heridas en 1797 y en el que transcurrieron los últimos días de arrepentimiento del pirata Cabeza de Perro antes de su ejecución en los llanos de los molinos.

"En Paso Alto tenía una pequeña habitación con una mesita y una estantería de libros. No se sabía cómo podía acabar la guerra europea. En una de las paredes había colocado un mapa donde iban marcando con banderitas el avance de las tropas rusas. Un teniente de aviación que estaba arrestado allí cogió confianza conmigo y me dijo: No te creas que los rusos van están avanzando, los alemanes son muy listos y van retrocediendo para dar la vuelta al mundo y cogerlos por detrás... El teniente asturiano estaba basilando. Por allí conocí a varios sargentos y tenientes coroneles que entraban arrestados por diversas causas. El que más me llamó la atención fue el nuevo capitán que se puso al frente de Paso Alto. Era un anciano respetable que le tenía auténtica alergia a los uniformes militares. Se pasaba todo el tiempo vestido de paisano en el Club Náutico de donde me llamaba para que le llevara los partes y la correspondencia. Siempre me preguntaba: ¿Qué cómo va aquello? Bien, mi capitán. Y, mientras se tomaba el aperitivo mañanero me recomendaba con afecto que tuviera cuidado con aquella oficina para que ningún preso me jugara alguna trastada".

Antonio García García coincide en que las voces grabadas en las paredes de la prisión de Paso Alto y el mudo tronar de sus épicos cañones que lo custodian no dejan de reclamar una novela a lo Gesualdo Bufalino, autor de Las mentiras de la noche. Las historias de las celdas también contribuyen a a la configuración de la identidad perdida.

viernes, 13 de agosto de 2010

EL ENEMIGO DE CANARIAS ES ESPAÑA Y NO PEPITO RODRIGUEZ

Aviso a canarios ingenuos: El godo siempre te la hace, a la entrada o a la salida, pero te la hace.

xxxxxx

El canario con la misera paga de Zapatero, verá a Dios,... ¡además, pronto!

xxxxxx

Una huelga anunciada con tres meses de antelación es una Fiesta.

xxxxxx

Los sindicatos coloniales son culpables de nuestros males.

xxxxxx

Las huelgas no se anuncian,... se hacen.

xxxxxx

Coalición Canaria son los medianeros de España.

xxxxxx

Entre mas foráneos lleguen a nuestras islas menos canarios somos.

xxxxxx

Estado Colonial = Corrupción Legal.

xxxxxx

Poeta de San Andrés no se eche a perder usted.

xxxxxx

Pidiendo la Independencia EL DÍA crea conciencias.

xxxxxx

Marruecos humilla a España algo que a nadie le extraña.

xxxxxx

Debajo de las piedras del colonialismo están las ideas.

xxxxxx

El extranjero ocupado y el canario en el paro.

xxxxxx

Si no vuelvo no me esperen.




jueves, 12 de agosto de 2010

HACE FALTA QUE LLUEVE... ALGUNA IDEA FRESCA PARA EL RABINO Y SU SECTA

Lo mejor de las vacaciones es que perdemos de vista a la gente que nos da la lata.

xxxxxx

He descubierto que en Escocia también hay hijos de puta.

xxxxxx

Más lento que el caballo del malo,... un buen texto literario.

xxxxxx

He llegado a la conclusión que los políticos sobran, en verano sin ellos funciona mejor la Nación Canaria.

xxxxxx

He descubierto que en El Hierro también hay mucho hijo de puta,... pero menos.

xxxxxx

Paulino Rivero pactará con Coalición Canaria para volver a gobernar.

xxxxxx

Lo mejor de La Puerta es cuando está cerrada.

xxxxxx

En Angel LLanos la inteligencia brilla por exceso de escasez.

xxxxxx

Hay canario que venden tan bien a su patria que parecen españoles.

xxxxxx

Más lento que el Caballo del Malo,... la playa de Valleseco.

xxxxxx

Más lento que el Caballo del Malo,... las guaguas de San Andrés en verano.

xxxxxx

Un puñado de conceptos ritmados no podrán detener el olvido.

xxxxxx

Me enamoré de un poema y cometí el error de casarme con la poetisa.

xxxxxx

No hay español mas dañino que un canario vendido.

xxxxxx

Más lento que el Caballo del malo,... algunos camareros pa traerte una cerveza.

xxxxxx

Cuando engañes a tu pareja dile la verdad,... total no va a creerte.

xxxxxx

Aunque al imperio le den una mano barniz, siempre será el imperio.

xxxxxx

Si no quieres que muchos te saquen los ojos, diles que no ves.

xxxxxx

Si no regreso no me esperen.





miércoles, 11 de agosto de 2010

GOTAS DE IMAGINACION VERANIEGA

Cuando tu pareja te engaña, solamente se está cobrando un poco de lo mucho que le debes.

xxxxxx

Más lento que el Caballo del Malo,... el anuncio definitivo del final de la crisis.

xxxxxx

Vivo en san Andrés y creo en Coalición Canaria,... luego soy idiota.

xxxxxx

Todo mundo es capaz de darle paradas a una pelota, pero en Primera División solamente juegan unos pocos.

xxxxxx

Todo mundo es capaz de juntar letras y formar palabras, pero en la Gloria Literaria solamente hay un grupo pequeño de privilegiados.

xxxxxx

Pienso y creo en el amor,... luego soy un cornudo.

xxxxxx

Más lento que el Caballo del Malo,... un buen programa en la tele.

xxxxxx

Ni Zapatero, ni Rajoy,... elijan otro mamón.

xxxxxx

Un montón de palabras bonitas no podrán detener el olvido.

xxxxxx

"TE QUIERO"... es el inicio de una tragedia.

xxxxxx

Una cosa es estar solo porque uno quiera y otra cosa es que nadie quiera estar contigo.

xxxxxx

Más lento que el Caballo del malo,... encontrar un buen libro.

xxxxxx

Cuando uno está cerca de la muerte es cuando más valora la vida.

xxxxxx

Si no vuelvo,... no me esperen.

lunes, 9 de agosto de 2010

MAS ENSAYOS SONETILES DE OTROS TIEMPOS

MI PERRO
--------


Ojos de inteligente aventurero
eran los suyos, siempre halagadores.
Mostrando en su mirada los amores
guardados para el amo verdadero.

Siempre a mi lado, dulce compañero,
que su instinto llenaba de fervores;
con esos ademanes triunfadores
en quien solo el cariño es lo primero.

Mi pedazo de pan no le faltó.
Muchos años conmigo convivió
hasta que un día se murió deshecho.

Y al dejarlo caer dentro del hoyo,
del fiel amigo me faltó el apoyo
¡y un dardo de dolor hirió mi pecho!


xxxxxx


EL SOMBRERO
----------------


Es prenda de nobleza y de presencia
y fue, en otra ocasión, más llevadera;
dando sombra gentil de mil maneras
como signo de hombría y elegancia.

El Sombrero nos muestra su fragancia
sea en Fieltro, en pajizo o en chistera:
es siempre, en el varón, una manera
de vestir con finura y arrogancia.

Su uso ha decaído, pero insisto;
en la cabeza es lo mejor que he visto
y da mucho atractivo al caballero.

Las mujeres se rinden a su paso.
¡La mirada de Amor es un flechazo
bajo el ala inclinada de un SOMBRERO!


xxxxxx


SONETO FUNEBRE - HUMORISTICO
----------------------------------------


Murió ZENON un quince de Febrero
y produjo su muerte gran pesar;
sobre todo en el viejo BALTASAR
tenido por su amigo verdadero.

Ante aquella desgracia, fue el primero
dispuesto su cadáver a cargar;
última prueba que le pudo dar
del antiguo cariño, tan sincero.

Ese fue su sentido generoso
para el acto mas triste y mas piadoso,
que de tanto cargar llegó cansado.

Al dejar en la tierra aquel cajón
le dijo BALTASAR: -"Adios, ZENON".
¡Hasta después de muerto eres pesado!




domingo, 1 de agosto de 2010

PALABRAS DE JOSE RIVERO EN LA PRESENTACION DEL CREDO GUANCHE



PRONTUARIO

José Rivero Vivas



Ánghel Morales García es figura poliédrica, no porque sus múltiples caras signifiquen variabilidad en su enseña, sino referidas ellas a la diversidad de rol que encarna en esta comedia de la existencia, en la que todos somos actores de mayor o menor fuste. En Ánghel, sin embargo, su variada interpretación es siempre distintiva, como corresponde al personaje literario que él mismo es, cual lo demuestra Miguel Ángel Díaz Palarea, al introducirlo como el periodista Angelito Virtudes en su versátil novela LAS CUCAS.

Su discurso, en pro de unos y otros, lo lleva a trastocar al individuo literador en ser literado, apoyado en la leyenda que él mismo crea buenamente en torno al autor de su auspicio, quien pasa a ser identificado como protagonista de su cálida alabanza, o sujeto de la acerba crítica que Ánghel abiertamente emprende.

En estos años de trillar senderos en su compañía, he comprobado que este hombre goza de elevado grado de popularidad, en amplio arco que comprende desde la persona más humilde al prócer de alto rango. Así, en cualquier lugar, rincón, bar, restaurante, sede de prensa, estudios de televisión, emisoras de radio y salón de actos, en esta y aquella ciudad de la Isla, siempre hay alguien que viene a su encuentro con ánimo de prodigarle su efusivo y entrañable saludo, departiendo amigablemente de temas inconcebibles y aun olvidados en el tiempo.

Hace unos años, en época de calor, tratando de variar de escenario, subía a La Laguna, entraba en la Plaza del Adelantado y me sentaba bajo la sombra de los frondosos laureles; sacaba del bolso una revista y, disimuladas dentro, las hojas que escribía y la lectura del momento. Al cabo de la tarde, descansaba; luego, daba una vuelta por la ciudad, con objeto de conocerla, aunque mis pasos iban siempre dirigidos a la parte alta, donde Ánghel regentaba su librería Armiche. Allí acudían sus amigos, con quienes discutía acaloradamente, llamando las cosas por su nombre, en esgrima dialectal, haciendo alarde de ironía, causticidad y sarcasmo; con todo, no lograba enfadar a ninguno. Pasaba el tiempo y observaba su actuación con niños, jóvenes y mayores; para todos tenía su expresión de acogida, no exenta de mordacidad con alguna señora de buen ver, aunque siempre correcto y discreto. Estaba entonces Edgar, aquel niño a quien Ánghel procuró amparo y calor. Inquieto y alborotador, contando además con su dificultad de comunicación, era fuertemente reprendido; pero, el chico no se inmutaba. Sin embargo, cuando intuía que su proceder pudo disgustarlo, corría a él angustiado y exclamaba:

―¡No, no, Ánghel; yo soy bueno!

Ánghel suavizaba su semblante, le entregaba papel y lápiz, y le indicaba sentarse a un lado a dibujar.

Asuntos de índole familiar me llevaron de nuevo a Londres, donde me enfrasqué en mis borrones y lecturas, sin apenas conexión exterior. No obstante, cuando sucedía venir a Canarias, siempre iba a La Laguna con marcado propósito de visitar la librería Armiche y charlar un rato con Ánghel, por circunstancias alejado. Hablábamos de cuanto surgía espontáneamente, aprovechando para saludar a muchos amigos con quienes concertaba el encuentro.

Transcurrieron unos años en que mi venida a las Islas se hizo menos frecuente; aun así, a través de alguien conocido, siempre estuve al tanto de su movimiento, aunque su naturaleza fuera de particular elogio.

En enero de 2007 tuve que venir precipitadamente tras el fallecimiento de mi hermano Alfredo, que en paz descanse, quien luchó con denuedo por dar a conocer mi trabajo. Una mañana, temprano, Ánghel tocó en la puerta; llevaba prisa, pero me dijo que estaba dispuesto a contactar con Ediciones Idea para presentar mi obra. La condición era que yo me quedase en Tenerife, por si la entrevista surtía efecto y el autor había de estar presto. Él es artífice del proceso y promotor del feliz resultado obtenido.

Durante este tiempo he podido apreciar la devota dedicación a su familia y su claro desvivirse pendiente del bienestar de todos los suyos; ello me causó franca impresión y sumo agrado, lo que asimismo me llevó a constatar su atenta conducta para con los demás.

Recuerdo acompañarle a la clínica San Juan de Dios, donde estaba hospitalizado su hermano Agapo, que en gloria esté. Ánghel, haciendo honor a las plurales caras de su característica personal, actuaba como hombre duro e insensible, pronunciando múltiples improcedencias, no aptas en un centro hospitalario, aunque fueran dichas con deseo expreso de disimular su preocupación. Su hermano, en cama, refugiado tras su rostro bondadoso, lo oía denostar sin oponer objeción ni reproche, mirándolo fijo, desde el fondo de sus ojos, bañados en honda tristeza, consciente quizá del inminente final que le aguardaba.

Ánghel dulcificaba su tono y le avisaba que no iría al día siguiente.

―¿No tienes un ratito? ―preguntaba Agapo, tímidamente aquejado.

―Bueno ―contestaba Ánghel reticente―, veré de acercarme por la mañana.

Agapo se arrebujaba en la manta y distendía sus labios en sonrisa triunfal; Ánghel, mientras, como arrepentido de su momentánea debilidad, reanudaba en clave hiriente su arenga habitual, sin advertir que su velada voz delataba su gran cariño y su infinita ternura.

No es de extrañar que, ante tanto revés acumulado, quisiera este hombre liberarse de responsabilidad, recurriendo a la inconsecuente autodestrucción en breves períodos de disipación plena.

Espero, en lo sucesivo, continuar mi relación de amistad con Ánghel Morales García, a quien he de reconocer su eficiente gestión de mis escritos, así como la generosa impronta ―incluye a todos sus pupilos―, de subrayar nuestra obvia relevancia, en esta sociedad canaria, a pesar de ser ignorados por autoridades, medios de comunicación y público en general.

Muchas gracias, Ánghel, sinceramente, y que el éxito colme tu altruista labor.

José Rivero Vivas

S/C de Tenerife, julio de 2010

_____________

ANGHEL MORALES GARCIA EN LA CASA ELDER EL DIA 28 DE JULIO A LAS 6 DE LA TARDE


Ayer pasé un rato sumamente agradable con la presentación de la Sexta edición de mi libro EL CREDO GUANCHE, rodeado de amigos que soportaron todas nuestras intervenciones, aunque tengo que decir que me sentí arropado por un equipo de lujo. Poder contar con la colaboración de uno de los mejores músicos canarios, como es el caso de DOMINGO CORUJO, quien con su guitarra de cola abrió el acto, aunque no se conformo con eso, sino que atrevió a recitar EL CREDO del gran poeta venezolano, de ascendencia herreña AQUILES NAZOA, poesía de la buena la suya, lastima que pereciera en un accidente automovilistico en la misma carretera en la que murió también el cantautor venezolano ALI PRIMERA.

Siguieron mis compañeros de mesa, JESÚS CASTELLANO, director de la revista LUNULA, que en su último número dedicó varias páginas a publicar mi autobiografía, con fotos y todo. como diría el mago. También JOSÉ RIVERO VIVAS, para mi uno de los mejores escritores canarios de todos los tiempos y hasta cierto punto culpable de que yo siga en esto de la literatura. El amigo PEPE no pudo terminar su discurso, ya que la emoción le pudo. No obstante, nos ha pasado su discurso y lo publicaremos en este blog para que ustedes los disfrute, su forma de narrar y su nivel literario es sinceramente único.

Muchos apoyos literarios de amigos y amigas que no pudieron acudir al acto, unos por problemas de horario y otros por encontrarse fuera de la isla, pero sentirse arropado siempre es bueno, aunque tachen a uno de vanidoso, pero los que nos dedicamos a esto de la literatura también somos humanos. Hoy también nos ha llamado mucha gente para opinar del tema y la verdad es que la gran mayoría son positivos, para gente como Marianella, mi diseñadora favorita, la cosa estuvo bien medida, no sobro ni falto nada. Más no quiero dejar caer todas las opiniones, porque seguro que se me quedarían muchas y tendría que aumentar el blog. Tanto SMS, como correos electrónicos o llamadas de teléfono me reafirman una cosa: que tengo muchos amigos y que tengo que cuidarlos mucho. porque son los mejores.

También hay gente que todavía utiliza el mensaje escrito o carta para dejar plasmada su opinión y me sorprendió recibir algunos de estos mensajes, solamente voy a reproducir uno, porque es de una persona que se que no se va a enfadar por ello y es la misiva recibida por parte de PACO CARMONA.


CARTA DE PACO CARMONA ACERCA DEL ACTO DE PRESENTACIÓN DE EL CREDO GUANCHE.-
---------------------------------------------------------------------------

Santa Cruz de Tenerife, 29/7/10


Estimado Anghel:

Te dejo esta nota porque así te dejo la tarjeta con otro móvil que tengo. Me puedes llamar a cualquiera de los dos.

La presentación muy entrañable, acogedora y muy bien organizada como de costumbre. Si que me resultó muy cortita. Deberías hacerlas más largas, ya que así sabe a poco, ya que tanto tu como los otros señores son muy buenos tertulianos y lo hacen de forma muy sencilla y campechana, pero con un gran contenido.

Te llamo un día y te invito a una cerveza para charlar un rato.

Un abrazo y muchas gracias por tu amabilidad.

PACO CARMONA

Seguidores