martes, 31 de diciembre de 2013

Presentación del libro CINCO MUJERES QUE NO SUBIRÁN AL CIELO de Juan Andrés Herrera

Presentación del libro CINCO MUJERES QUE NO SUBIRÁN AL CIELO  de Juan Andrés Herrera

CECILIA DOMÍNGUEZ LUIS
 Cualquier viaje podemos relacionarlo con un comienzo o un final, es decir, con un nacimiento o una muerte, en el sentido de que, cada vez que emprendemos un viaje, dejamos atrás ese lugar “nuestro” en el que nos sentimos más o menos cómodos, más o menos seguros, para enfrentarnos a un mundo ajeno o, en el mejor de los casos, parcialmente conocido. En otras palabras, todo viaje es un cambio que nos marca de una manera u otra.
Y el que emprenden estas Cinco mujeres que no subirán al cielo, novela del escritor Juan Andrés Herrera, supondrá también una catarsis, un cambio radical en su forma de enfrentarse al mundo.
La novela, que podríamos clasificar de aventura y misterio, aunque es también algo más, se estructura en 43 capítulos de diferente extensión- aunque ninguno sobrepasa las diez páginas- y con títulos tan sugerentes como el que da título a la novela,  La trampa, La balas de Dios, El laberinto o El hombre de la ceja rota, un capítulo, este último precedido por uno de solo media página pero en el que, a través de una simple conversación, el lector intuye quién va a ser Alex, el hombre de la ceja rota, que se unirá al viaje de las Cinco mujeres que no subirán al cielo.
Escrita desde el punto de vista de un narrador omnisciente, este no se mantiene fijo sino que da paso a un narrador en primera persona a través de un diario, un recurso del que se vale el autor para ofrecer un mayor y más creíble testimonio. Por otra parte, el narrador  cede también la voz a otros personajes, para que cuenten su propia historia o la del lugar en que viven, lo que nos proporciona un retrato complejo y cercano de quienes discurren por la novela.
En un lenguaje sencillo, coloquial a veces, el autor nos atrapa desde los primeros capítulos, construidos de tal manera que mantiene al lector expectante acerca de lo que ocurrirá después .
Cinco mujeres que no subirán al cielo comienza con la presentación de un extraño individuo, Luca Tardelli, millonario que preside una fundación de mujeres maltratadas, situada en los macizos de Anaga y que, desde el título del capítulo, El ladrón de iglesias, nos pone sobre la pista de la “profesión” de este personaje. Algo que ignoran estas cinco mujeres, cuatro de ellas, Pepi, Lourdes, Sandra y Karen, mujeres maltratadas,  y Mónica, la psicóloga que intenta reconstruir sus vidas. El anuncio de la muerte de Tardelli, por parte de su abogado hace que estas decidan investigar sobre su pasado, pues la desaparición de este magnate puede suponerles una separación que no desean.
Sus pesquisas las llevan a unos diarios que encuentran en el despacho que su protector tenía en la fundación.
 Y aquí aparece una nueva intervención del autor que, a través de sus personajes femeninos, selecciona aquellos fragmentos del diario que más les competen. Por eso lo primero que leemos de estos diarios es una reflexión de Tardelli sobre su tuteladas  en la que, entre otras cosas afirma no encontrar respuesta a la espeluznante frase la culpa era mía, frase recurrente con el que las mujeres maltratadas intentan “justificar” lo injustificable.
Se podría pensar que Tardelli no encuentra una respuesta porque no siente empatía alguna hacia ellas, porque no sabe del miedo que, como dice José Antonio Marina :«Impulsa a obrar de determinada manera para librarse de la amenaza y de la ansiedad que produce. Por lo tanto quien pueda suscitar miedo se apropia, hasta cierto punto, de la voluntad del otro.» Y es importante tener en cuenta esto porque a medida que el lector va encontrando- a través de las protagonistas- esos retazos de diarios, se dará cuenta de que hay algo que no encaja. Que la personalidad de Tradelli puede ser también fruto de ese miedo,  o que tal vez lo finja o lo utilice.
 A partir del descubrimiento del diario, las protagonistas,  con la inquietante compañía de Alex comienzan una peligrosa aventura. Desde Tenerife a un pueblecito de San Salvador, llamado “La Virgencita”, parten los personajes de la novela en busca de un objeto que podría ser la salvación de estas cinco mujeres, una de las cuales, Lourdes, la mayor de ellas, se queda por decisión de todas, en Barcelona, a la espera y como enlace.
Llegados a este punto, comprobamos cómo lo que, en un principio podría parecernos una historia de denuncia social en contra del maltrato, da un giro de 180º y esas víctimas se convierten en protagonistas de una aventura que las irá haciendo dueñas de su propio destino.
Sin embargo, la llegada a El Salvador se convierte en un descenso a los infiernos.
Es curiosa, en la novela Cinco mujeres que no subirán al cielo,  la contraposición – si se puede llamar así- de dos infiernos que, aparentemente nada tienen que ver el uno con el  otro. Por un lado, el infierno particular de cada una de las mujeres maltratadas, del que sabemos a través del narrador o de sus propias confesiones. Infierno interior que las lleva a un enquistamiento emocional de sus temores e inseguridades, a la desconfianza en el otro, a la indefensión – de ahí ese propósito de permanecer juntas-. Desconcierto del que tampoco se libra Mónica que guarda para sí un infierno particular muy relacionado con un físico que no acepta y quien, aunque por distintos caminos a los de sus compañeras, ha llegado a esa soledad de la que todas pretenden huir.
Por otro lado, el infierno de los otros, al que los protagonistas descienden casi sin saberlo. El de la violencia sin paliativos y sin que exista la mínima compasión hacia sus víctimas, de las Maras Salvatruchas. Unas pandillas, las de las Maras que, como todos sabemos,  y cuya historia el autor pone en boca del padre Marcos, cura de “La Virgencita”, se originan en Estados Unidos y llegan a los países latinoamericanos a través de los jóvenes inmigrantes expulsados y que encuentran en la desastrosa situación de sus países de origen- sobre todo El Salvador, Honduras y Guatemala- un caldo de cultivo para la supervivencia a costa de lo que sea, y los lleva a la necesidad de adquirir cierto poder y autonomía a través del miedo. Como vemos, de nuevo el miedo como arma de dominio.
Y que esa aventura va a ser más peligrosa de lo que esperaban lo saben sus protagonistas desde que se encuentran con “Las balas de Dios” y con ellas, la muerte en toda su desagradable crudeza que, como otras terribles realidades, nos describirá el autor con claridad pero evitando, con acierto, caer en lo morboso.
El modo en que Juan Andrés Herrera nos muestra la historia es directo, presentándonos, muchas veces la acción en su inmediatez, de tal forma que nos olvidamos de un narrador que parece ausente pero que controla cada uno de los pasos de sus personajes. Otro acierto del autor es saber conectar la causa y el efecto, además de dos mundos tan distantes como el de la Fundación, lugar donde las protagonistas se sienten protegidas  pero que, al mismo tiempo les impide actuar, y El Salvador, lugar desconocido y violento que las obliga a la acción.
El relato va a ir ganando en intensidad, en la que no escasean las emociones fuertes, el terror, los golpes de efecto; toda una serie de ingredientes propios de una novela de misterio que nos acerca a lo que hoy se conoce con el nombre de thriller. Una historia de intriga en la que sus protagonistas tendrán que dar respuesta a muchos interrogantes y en la que el paisaje parece aliarse a cada situación, bien como asimilación,  bien como contraste y que Juan Andrés describe con precisión, sobre todo a partir de la llegada a El Salvador. Y aquí nos encontramos con un nuevo recurso del autor: crear una atmósfera propicia para el desenvolvimiento de los personajes. Los paisajes, determinadas horas del día o de la noche, la lluvia torrencial, parecen el resultado de una asociación entre paisaje y acontecimientos, en los que las  descripciones de  determinados objetos nos sirven también como indicios que sostiene la narración.
Así dice en la página 89: «Todo el camino es la monótona vista de un paisaje agónico, donde la poca vegetación que no ha sido talada por las madereras, cubren grandes valles y cerros pelados como si estuviese contaminado por algún parásito que le impide crear árboles de altura»…y más adelante y como si compartiese el estado de ánimo de una de las protagonistas dice: «Todo parece distinto, agotador angustioso, lento y oscuro. La noche y el día para Pepi son el mismo hermano tuberculoso que no para de toser en una habitación cerrada.» Comparación que, por lo creíble y cercana, hace que el lector sienta esa opresión que emana del ambiente.
Juan Andrés Herrera nos hace entender que es la visión de las mujeres la que mejor expresa, a través de sus diálogos o soliloquios, y precisamente por ese espacio de sombras en el que han vivido, el malestar del mundo, la constante aniquilación del débil ante la insensibilidad de los otros, la amoralidad de la vida, el ausente sentimiento de culpa.
Amor y amistad se enfrentan en una lucha de lealtades en la que parece va a triunfar el rechazo a la soledad. La lucha es desigual, y lo sabemos porque hemos ido de la mano de un narrador que nos ha hecho conocer los entresijos, las luces y las sombras de los protagonistas.
Pronto nos daremos cuenta de que estos evolucionan de diferente manera ante esa triple lucha contra una naturaleza hostil, contra los otros y contra ellos mismos. En unos se producirá un efecto de mejora, a partir de la situación degradante de la que parten; en otros, en cambio, lo que habrá será un proceso de degradación, a veces inconsciente.
En “La Virgencita” finaliza el primer tramo del viaje. Desde luego, casi nada  sale como estaba previsto, pero se impone el regreso. Y, una vez más, las mujeres tienen que tomar decisiones que marcarán su vida en el futuro. Enfrentadas a sus miedos, los propios y los ajenos, a una naturaleza que parece hacer brotar los peores instintos del ser humano, las cuatro mujeres son conscientes del cambio radical que han experimentados sus vidas. Y han aprendido que sobrevivir supone hacerse dueñas de su propio destino y que el pasado no constituya una rémora sino un acicate.
La muerte acecha, y también la traición, sin embargo estas Cinco mujeres que no subirán al cielo se dan cuenta de que son capaces de remontarse por encima incluso de ellas mismas. Quizá, en su vuelta, lo que realmente importe no es sólo lo  que hayan conseguido sino y sobre todo, la certeza de que ya nada va a ser igual.
Pero la llegada les va a deparar una nueva sorpresa que sólo ha sospechado Lourdes, la mujer que se queda en Barcelona.
El sol ilumina la playa de Las Teresitas, y es en este escenario donde una realidad sorprendente va a imponerse por encima de todos los temores. Sin embargo, las Cinco mujeres que no subirán al cielo son ya lo suficientemente fuertes para no dejarse vencer porque, como dice Karen, antes de ejecutar su, digamos, venganza final:  “Ahora Pepi, Lourdes, Sandra, Mónica y yo sabemos que hay una vida antes que la muerte…Ya hemos empezado una nueva vida sin darnos cuenta”
Juan Andrés Herrera sabe bien que la literatura no tiene por qué dar mensajes ni responder a una ideología determinada. A él le interesaba contar una historia y lo ha hecho pero, como toda escritura, esta tampoco es inocente, y el autor de Cinco mujeres que no subirán al cielo, nos lleva a tomar partido, a decidirnos por uno u otro personaje, a aceptar, en muchos momentos, lo absurdo de ese o todo o nada que la vida parece imponernos en ocasiones.
No sé si estas cinco mujeres subirán o no al cielo. Tampoco importa. El libro se cierra con una mirada hacia un futuro que es el aquí y el ahora. Esperemos que a estas mujeres, como a la novela, les quede vida para rato.

DOS POEMAS DE “HIMNO A LA VIDA”

DOS POEMAS DE “HIMNO A LA VIDA”

Rosario Valcárcel
El nacimiento de Venus Alexandre Cabanel_wide_color

LAS ÁNIMAS DANZAN

Quiero olvidar, arrojar el camisón nupcial
al calendario de los sótanos. Y soñar,
soñar que estoy sujeta a la infancia
de alma inmortal.

Pero me despierta el temblor del silencio,
el crujido de unos pasos en el zaguán,
la canción de cuna de una araña.
Retumban las letanías del mar.

Las alas de una mariposa dormida
tembletean como si soñaran con volar.
Quieta, no toso ni respiro,
un frío helado me invade.
Mi corazón late con desorden.
Me santiguo.

A mi alrededor las ánimas danzan,
flotan los ojos de los muertos,
las voces de las campanitas,
el espejismo de un gato negro.
Las cosas malas.

Quiero olvidar, resurgir de los entierros
que atraviesan la casa.
Olvidar los pájaros mudos
y la convulsión de los tambores.
Quiero emerger del son de la flauta
que corrompe los sueños,
del amasijo de la reconciliación:
aborto fugaz.

SAPORE DE SALE, SAPORE DI MARE

Rebroté del cuarto oscuro
donde gritaba Barba Azul,
del amor muerto que me vigilaba,
dispuesta a buscar los placeres entre los charcos del mar.

Rebroté como los guerreros de Homero
a vencer o a morir.
A veces el amor es insufrible hacha
que nos corta el alma.

El viaje me arrastró al mestizaje de algas húmedas,
a la aromática cadencia del cri-cri de los grillos,
al gozo y la lascivia de margaritas
con sal y limón.

No puedo contener mi risita nerviosa
e igual que una niña que acaba de surgir
al mundo, ardo en deseos de algo nuevo.
Brindo por el rubor de la tierra,
las vestiduras de gaviota.
Muevo las piernas, las caderas, las nalgas.
Río a carcajadas.
Protegida por la exultante luna
alzo la copa y pido un deseo.
Uno los sueños a la vida.
Hago locuras.

Al ritmo de maracas y palos tarareo:
Sapore di sale, sapore di mare.
La única canción que puede hacerme
creer una mentira.

Dos poemas entresacados del poemario “Himno a la vida” que resultó ganador del XVI Premio de Poesía “Domingo Acosta Pérez”, que organiza el Centro de Día de Mayores de Santa Cruz de La Palma y del que me siento orgullosa de haber recibido.

Porque recibir un premio siempre es una alegría sobre todo si ese premio, como es este caso procede de la isla de La Palma, a la que yo considero también mía, a la que he adoptado. Dicen que uno es del lugar del que canta, del lugar que vive. Pero yo quiero creer que también somos del lugar en donde tenemos vínculos sentimentales, recuerdos de infancia, sueños con los que hemos crecido, con los que nos hemos enamorado, placeres, diversiones.

Evocaciones que cada día reconstruyo, que transformo y que igual que si fuera un tesoro desentierro.

Gracias al jurado de la presente edición compuesto por Julio Marante Díaz, Ramón Araujo Fernández, María Teresa García Escudero y Francisco J. Acosta Felipe, actuando como secretario con voz pero sin voto, Francisco Hernández Betancort.

Gracias por haber elegido “Himno a la vida”, gracias porque en definitiva fueron ustedes, los lectores, los que le dieron el sentido poético a ese conjunto de palabras que yo escribí.
Rosario Valcárcel por José Luis Pérez
Rosario Valcárcel fotografiada por José Luis Pérez
Blog-rosariovalcarcel.blogspot.com

*Imagen: Fragmento de ‘El Nacimiento de Venus’ (1863). Óleo sobre tela. Autor: Alexandre Cabanel (1823-1889)

“2014, UN AÑO MÁS”

“2014, UN AÑO MÁS”

EDUARDO SANGUINETTI
Estamos aquí, todos nosotros con un pasado que nunca cesa, un futuro que nunca empieza, un presente que nunca acaba. (Capítulo I, Morbi Dei, Ed. Corregidor, 1985)

De todos modos ha llegado el año 2014… quizás, sin ser gran visionario, intentaré hacer un pronóstico de lo que acontecerá en el tiempo por venir.

Lógicamente, tomando como referencia los años transcurridos de este tercer milenio muy definitivo, en los fines impuestos por los poderes imperiales, a una degradada humanidad en su mayoría anestesiada y paralizada ante el potente devenir de una realidad, ya anunciada, desde la literatura, la filosofía, incluso el cine, a modo de una ficción que se ha cristalizado y se ha instalado en este planeta.

Este año 2014, no dudo, será un año de muchas protestas en todo el mundo… protestas y protestas, con razón y sentimiento de indignación y hartazgo por la injusticia imperante, instalada por todos los gobiernos, que parecen no mantener los principios de solidaridad, igualdad y fraternidad, en paz para sus comunidades… hablo en estas líneas de la paz que sobrepasa todo entendimiento. No hay otra. La paz está concebida en principios de cese de hostilidades, de treguas, de pausas… la paz a la que me refiero no exige condiciones, ni mediadores, ni requiere de garantías… es simplemente… si es victoriosa, una victoria que descansa en el renunciamiento voluntario.

Los gobiernos se han olvidado que han sido elegidos por sus pueblos, al menos es lo que parece y no por los banqueros o las corporaciones élite de los negociados y las estafas. O no es así?… entonces bienvenidas las protestas y las marchas en contra de la injusticia y del Mundial de fútbol de Brasil que alentará el turismo sexual, de drogas y demás negocios sucios, que bestializan a la humanidad, cada día más esclavizada en el consumo impuesto, por el bombardeo mediático permanente, de cualquier cosa.

Deviene de lo anteriormente dicho y visualizando este presente eterno, en poder afirmar, que se han conformado ejes de naciones en este mundo… como antes de la Segunda Guerra Mundial.

Por ejemplo el eje USA, UK, Australia, Nueva Zelandia, Canadá. Se lo llama el eje de los cinco ojos… porque son los encargados de espiarnos a todos.

Después esta el Brics. Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica.

La Unión Europea, que todavía no sabe si unirse a los 5 anglosajones… o a los cinco Brics, péndula estratégicamente: un rato aquí otro allá.

Hispanoamérica, África y Medio Oriente, son la reserva y espacios de experimentación para los ejes de naciones dominantes y explotadoras… zonas francas para lo que se imaginen, siempre en detrimento de la naturaleza y sus reservas.

La punta de lanza que conforma la realidad dibujada desde las corporaciones económico mediáticas y los servicios de inteligencia, son las denominadas agencias de noticias como Reuters, AP, AFP, Bloomberg, CNN. En manos del poder anglosajón y sionista.

Año 2014, sumados todos los números da 7. No esta mal… será un buen año? ¿para quién? ¿importa?… los budistas tienen una creencia, que comparto: no pensar en el pasado ni tampoco en el futuro.

El pasado no lo podemos cambiar… sobre el futuro no sabemos. Ergo… hay que vivir el día a día, como diría Buddha desde Sarnath, India, hace 2.500 años… así que el 2014 vivámoslo día a día, disfrutando de esta existencia, sin molestar a los demás… tratando en paz y silencio las urgencias más inmediatas de nuestra comunidad.

lunes, 30 de diciembre de 2013

UN CAMINO A TRAVÉS DE UN AÑOS DESGRACIADO

UN CAMINO A TRAVÉS DE UN AÑOS DESGRACIADO

ANGHEL MORALES
 Te quiero porque te quiero,
porque eres mujer muy mala,
te quiero porque te quiero,
porque a mi me da la gana.

xxxx

Dijo el Sabio Salomón
escuchando a don Paulino,
que le pongan un bozal,
pues no me gusta este tío.

xxxx

Allá arriba en La Laguna
en el Santiago Martín,
juega un equipo canario
que nos hace muy feliz.

xxxx

Dijo el Sabio Salomón
al llegar a esta ciudad:
"me marcho como llegué
las cosas huelen muy mal".

xxxx

Dicen que van a poner
un criadero mosquitos,
en esa presa sin agua
allá arriba en Los Campitos.

xxxx

Los curas de hoy en día
no son como los de antes,
llevan vida de marqueses
y hasta quisieran casarse.

xxxx

Te quiero porque te quiero
y tu no me quieres nada,
por eso me voy de juerga
a una barra americana.

xxxx

Todas las canarias son
como ese Teide gigante,
pero quieren que al morir
el hombre vaya delante.

xxxx

No me mates con cuchillo
matame con tenedor,
que de cuatro puñaladas
se muere mucho mejor.

xxxx

Los árbitros españoles
suelen ser una pasada,
habrá que comprarles gafas
para afinar su pitada.

xxxx

Concepción no es buen canario
mucho menos chicharrero,
porque en nuestro Tenerife
solo juegan forasteros.

xxxx

Me casaste, te casé,
me casaste, nos casaron,
fuerte rollo madre mía
para sentirme acabado
Yo me enamoré de noche
de una cosa muy extraña,
se fue con la luz del día,
resultó que era un fantasma.

xxxx

A Canarias llegó un día
un tipo de tierra extraña,
no traía mas que lo puesto
y hoy está entre los que mandan.

xxxx

Año que te vas a ir
llevate todos los males,
como la clase política
o cosillas similares.

ACHICAXNA XAXO AGUAL. PALABRA DE MOMIA PARIA .

Smatawa acodat marawa acano: Año dos mil catorce

AGUSTIN GAJATE
Existe, entre amplias capas de la población, la injustificada creencia de que no resulta posible vaticinar o conocer nuestro porvenir. Sin embargo, estoy convencido de que el futuro cercano, en líneas generales, es absolutamente predecible. Aunque siempre existe alguna inesperada sorpresa, en lo positivo y lo negativo; que podría no ser tal, si supiéramos entender las señales, aquellas que emiten a diario nuestro cuerpo y nuestro entorno más inmediato.

Para esta tarea no precisamos entrar en trance o recurrir a oráculos, ni tampoco tenemos que ofrecer sacrificios animales a los dioses, ni llamar a las líneas telefónicas de elevado coste, que pueden permitirse disponer, para atender a su nutrida clientela, de un programa de televisión nacional en horario de madrugada.

No necesitamos recurrir a nada de esto para predecir el futuro, aunque todos los espectáculos antes referidos tienen un contenido artístico, cuando no humorístico, que ayuda a que se mantengan entre las costumbres de muchas personas.

Para conocer nuestro futuro, en este país, basta con leer los presupuestos de las administraciones públicas y de las empresas de las que dependemos para la gestión de nuestra actividad cotidiana, tanto en lo familiar como en lo profesional.

Así, podemos adivinar que, en el próximo 2014, ni los muertos podrán conseguir una baja laboral por enfermedad común, aunque sí podrán ser recibidos por el especialista que diagnostique su dolencia, cuando se abran una inexistentes listas de espera.

La economía mejorará y el desempleo se reducirá, pero no para quienes han cumplido cierta edad y han asumido cargas familiares, por lo que buscan desesperadamente una ocupación dignamente remunerada, principalmente destinada a alimentar, vestir y cuidar a sus hijos y a pagar la hipoteca de su vivienda.

Sólo los recomendados podrán aspirar a una retribución superior al salario mínimo interprofesional, independientemente de su formación o experiencia, y para una función completamente irrelevante. El resto, titulados universitarios incluidos, tendrán como principales opciones: aceptar un contrato de mileurista (en el mejor de los casos), convertirse en autónomos o emigrar.

Subirán los recibos de la luz y el agua, la bombona de butano, los carburantes, los alimentos, el transporte público, las tasas, multas y tributos locales, junto a algunos impuestos indirectos, los servicios financieros y otras minucias... Pero, milagrosamente, todos estos incrementos no repercutirán en el Índice de Precios al Consumo (IPC), porque podremos comprar mucho más baratos una gran cantidad de prescindibles objetos producidos en China, India y en los países del Sudeste Asiático.

Continuarán los despidos, los expedientes de regulación de empleo, las reducciones de jornada y el recorte de salarios, especialmente en el sector de la comunicación, porque, en contra de las predicciones de los gurús, ésta no es la sociedad de la información o del conocimiento, sino la sociedad de la ignorancia y del entretenimiento.

La gente se cansará de protestar en calles y plazas, porque no conduce a nada y porque la nueva legislación deja a los poderes públicos la interpretación sobre si una manifestación es pacífica o violenta, en función de los intereses políticos de los gobernantes. Así, junto a otras medidas, evitarán que se generalice la percepción de que urge la regeneración moral de las élites, mientras encuentran resquicios legales para que prescriban los delitos cometidos o, en su defecto, preparar los oportunos indultos, para que los corruptos queden impunes.

Pero no todo va a ser tan 'positivo' durante el año que se avecina, también sucederán cosas 'terribles': habrá gente que ofrecerá su amor a cambio de nada, que compartirá lo poco que tiene con quienes tienen aún menos y que despreciará el dinero como el medio que justifica todos los fines. Y es que, a pesar de los pronósticos, las esperanzas siempre permanecen intactas, tanto en el deporte, como en la vida

"EL ARTE VIVO Y ALBERTINE" ENTREVISTA A AQUILES GARCÍA BRITO (Escritor)


"EL INTELECTUAL PRACTICO”


POR ALBERTINE ORLEANS:
De La Isleta, en Las Palmas de Gran Canaria, es AQUILES GARCÍA BRITO. Su vida laboral ha estado ligada a la banca con cargos directivos de relevancia en toda la provincia.
ENTREVISTA ANTERIOR
Imágenes en el interior
De siempre, le interesó y le ocupó la actividad artística, por ello, actualmente escribe poesía y relatos. Deseamos destacar que AQUILES es presidente de NACE,  la Nueva Asociación Canaria para la Edición,  y miembro de la Asociación Canaria de Escritores.

EN PDF : Curriculum literario: Su senda literaria le ha llevado a participar en el 2009 en LA COLECCIÓN TID MAYOR, DE EDICIONES IDEA, con el cuento , incluido en el libro colectivo VOLUNTAD Y PALABRA, y en LA COLECCIÓN DE RELATOS ANTOLOGÍA 2011 de Editorial NACE con el cuento titulado .

También en 2011 participó con el poema en EL PROYECTO ART FOOD PARA COMERTE MEJOR, publicación en soporte CD editado por Editorial PUENTE PALO y JAVIER CABRERA y publicó ese mismo año EL POEMARIO LA VOZ MIRADA, Coed. Por Ediciones Idea /y Editorial Aguere de Tenerife.

En la REVISTA ORIZONT LITERAR CONTEMPORAN en su número 6 de noviembre-diciembre de 2011, se publica  el poema , traducido al rumano por la Universidad de Bucarest, y en LA REVISTA INTERNACIONAL ISLA NEGRA, número 8 de julio 2012 .

El pasado septiembre de 2012, El poema , fue seleccionado, de entre todos los presentados en el mundo,   por la revista electrónica internacional de arte, CULTURA COLECTIVA, para aparecer en sus páginas, con motivo del llamamiento realizado por el colectivo mejicano “ESCRITORES POR CIUDAD JUÁREZ” 

En 2013 aparece su cuento , en LA COLECCIÓN DE RELATOS ANTOLOGÍA 2012 de Editorial NACE. También en 2013  se publican  los relatos , , y dentro del LIBRO MINITEXTOS COMPROMETIDOS. , y , dentro del libro MINITEXTOS PARA SONREIR,  y en el LIBRO MINITEXTOS DE AMOR Y LUJURIA, todos de Ediciones Idea.

ENTREVISTA:
1.- ¿CÓMO UN HOMBRE LIGADO A LA BANCA TERMINA SIENDO ESCRITOR? 
Antes que nada, un saludo a los lectores. Puedo responderle a la pregunta contraria,  ¿cómo un escritor termina ligado a la banca? y la respuesta es bastante simple: no se vive ni se ha vivido nunca de la poesía, quizá la peor pagada de las disciplinas artísticas, ni de la música, a la que también me dedico desde mi adolescencia, y, por lo tanto,  tuve que buscar un trabajo que me permitiera mantener a mi familia —yo me casé a la edad de dieciocho años—.  Esto no es una rareza, es lo normal en hispanoamérica. No conozco  personalmente a ningún poeta que viva de este oficio.  Fíjese,  además,  en lo que declaró el dominicano José Marmol al ganar el premio CASA DE AMERICA dos mil doce, que «hace todos los días un trabajo muy distinto  a la literatura, un trabajo civil, porque en nuestros países no se suele vivir de la poesía». Por cierto, el caso de José Marmol y el mío  son una analogía perfecta, puesto que él también trabajó, y continua haciéndolo, en la banca, aunque puntualizando su mayor relevancia tanto en el trabajo civil como en el poético.
Dependiendo de la dureza de las situaciones de la vida que se nos presenten, y de la resistencia y del acierto de cada uno al enfrentarse a ellas, está vocación literaria va manteniéndose con mayor o menor acierto. Algunos llegan a perderla, pero han conseguido sobrevivir físicamente, en cambio. A la pregunta que usted me formula siento no poder contestarle porque no es mi caso.

2.- ESCRIBE POESÍA Y RELATOS ¿SON UNA PRAXIS PARA SU VIDA? 
En el sentido de una actividad que define mi quehacer cotidiano, por su frecuencia, sí, es una praxis de mi vida, pero no sería tan rotundo en la afirmación si nos atenemos a la acepción principal de la palabra, práctica en oposición a teoría. El lenguaje es teorización, la literatura  es ficción, fabulación, más en el caso de la prosa que en el del la poesía, pero, en todo caso, el poeta se vale de estas herramientas para cambiar la realidad contenida en el propio poema, no la auténtica realidad. En su papel de imitadora de la realidad, la obra literaria tendría una función práctica en el acto de comparación de ambas, al aportar una nueva información sobre la verdad,   ampliando nuestra capacidad de  modificarla, si procediera.

3.- ¿SE VALE DE ALGÚN RITUAL PARA SENTARSE A ESCRIBIR?
No, de ninguno. A veces, no consigo ni sentarme a escribir. Si la poesía es fruto de la emoción y del intelecto, y viceversa, no entiendo para qué sirven los rituales. Los ritos son costumbres y reglas establecidas y, de las que yo conozco, pocas hay que no sean supersticiones, prejuicios o manías. ¿Qué tiene esto que ver con crear? sin duda, son obstáculos. Hay quienes aplican estas tonterías hasta en su manera de vestir y comportarse, porque creen a pie juntillas que «para ser poeta primero hay que parecerlo», como oí aconsejar a uno cierta  vez. Échese a reír.

4.-¿CONSIDERA QUE EN LA LITERATURA HAY “MODAS” INTERESANTES PARA SEGUIR? 
Las modas son interesantes para quien busca la aceptación superflua de los demás,  el reconocimiento  de su papel de escritor por la mayoría, siendo perniciosas en general por coartar sutilmente la libertad de expresión y ahogar la intelectualidad imprescindible e innata a la creación artística. La novela negra  está muy de moda ahora  a nivel mundial, y a ella se han sumado muchos colegas;  yo no.
Por el contrario, las tendencias y propuestas artísticas son siempre dignas de tener en cuenta porque abren nuevas posibilidades expresivas que no podemos desdeñar, por muy extravagantes que parezcan.  Algún elemento, artilugio, herramienta, maña o truco, será utilizable en favor de nuestro propio estilo, enriqueciéndolo. Las sigo atentamente
. 

5.- ¿SABE DE ALGÚN TRUCO PARA QUE UN POETA TRIUNFE? 
Si hubiera conocido o conociese un truco para triunfar en la poesía, en el significado de la palabra «triunfar» al que creo que usted se refiere, ya lo hubiera aplicado, no le quepa la menor duda. Y tampoco la tenga de que no se ha producido ese triunfo, en mi caso. Pero ocurre que el triunfo, el éxito en el arte, se presenta con diferentes vestidos y en diferentes momentos, que son los lugares  de lo literario; cuando acierta en la construcción de una expresión o verso,  al finalizar algunos poemas, en la percepción del interés y agrado de algún lector... en el establecimiento de una comunicación sincera con otro poeta.

6.- ¿ESCRIBIR ES NECESARIO? 

Sí, es muy necesario. leer, junto con otras actividades intelectuales, nos hace pensar, pero la escritura nos hace deducir, concluir, fijar nuestras ideas, nos permite repasar todo el proceso. Es una fotografía de nuestro pensamiento, que nos sirve para saber que ya hemos llegado, o desde dónde debemos seguir. No hay otro medio con el que lo consigamos, ni siquiera las grabaciones sonoras, las analógicas más antiguas, o las digitales más modernas, porque exigen escuchar, y con mucha atención,  ya que nos convertimos en otro que después nos habla, y no estamos preparados, ni nos sentimos inclinados, para ello. Creo que un buen ejemplo para los que lean estos renglones,  sería la experiencia de escribir una carta. Cuando la terminamos, mientras cerramos el sobre,  nos colma  una seguridad sobre el concepto de las personas, los hechos o los asuntos tratados, sea positivo o negativo. Claro que no sé desde cuándo ya no se escriben cartas.

7.- ¿DÓNDE RADICA LA DIFERENCIA ENTRE LO QUE EL AUTOR HA QUERIDO EXPRESAR Y LO QUE INTERPRETA EL LECTOR? 
En lo bien hecho que esté el trabajo por parte del autor. Hay una relación inversamente  proporcional entre la interpretación distinta del lector y la eficacia de la expresión del autor. Cuanto más distinta , o más interpretaciones, peor. Recuerde alguna ocasión en la que ha dicho algo y alguien lo ha malinterpretado, recuerde el refrán no hay mala palabra si no es mal entendida , del libro del buen amor, y tenga en cuenta, para entender la dificultad del acierto, que las cosas que dice y cuenta la poesía son distintas a las cosas que dice y cuenta la prosa y por lo tanto deben ser expresadas mediante otros recursos que no son nada exactos. Por otro lado, la preparación del lector también es un factor determinante.
 8.- ¿QUÉ SIGNIFICADO TIENE PARA USTED LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN EN LA LITERATURA
El término «libertad de expresión» suele referirse a las ideas políticas. En este sentido, no creo que tengamos hoy ningún problema. Pero si incluimos las ideas religiosas, o la simple manifestación de tal sentimiento, las culturales, las morales y de comportamiento propias y ajenas, la discusión intelectual, la apreciación de la obra literaria, o artística de los demás, amigos o vecinos, el panorama cambia radicalmente. Aquí sí existe una fuerte censura y autocensura arraigada y muy difícil de erradicar, pues es el sostén de los privilegios ridículos de los que gozan individuos, familias o grupos de ellos, que se disfrazan de progresistas y practican la táctica del “sálvese quien pueda”. ¿Vé? En esta entrevista que me está haciendo hay cosas que no son aconsejables decir.

9.- EN UNA SOCIEDAD COMO LA NUESTRA, BASADA EN EL DINERO ¿JUEGA ALGÚN PAPEL LIBERADOR LA LITERATURA
La literatura, «per se», no es liberadora y, muchas veces, se convierte en un instrumento opresor. Tampoco se acierta con decir que la buena literatura sí lo es y la mala no, al estar por ver que el objetivo de la literatura, si tuviera alguno, fuera ese. Tampoco debemos confundir la cualidad evasora de la ficción con la liberación. La literatura es un resultado más del sistema imperante. No quiero entristecer a nadie al negar cualquier posibilidad liberadora de algo frente al dinero, sinónimo de poder.  Como ya explicado antes en varias de sus preguntas,  solo en el acto individual de la reflexión y enriquecimiento de nuestra visión de la realidad, podría tener la literatura una utilidad para la verdadera emancipación del hombre.  

10.- ¿QUÉ POEMARIO DE LOS SUYOS RECOMENDARÍA A UN LECTOR?
El último, LA VOZ MIRADA, y los que saldrán próximamente, aún sin nombre.

11.- DE SUS RELATOS ¿CUÁL ES EL QUE MÁS LE GUSTA Y POR QUÉ?
Me gustan todos los publicados. Los que al terminarlos, no me han satisfecho, los he encerrado en un cajón. En breve aparecerá la publicación ANTOLOGÍA 2013, editada por NACE, que incluye uno mío titulado DE LA PRIMERA SALIDA DE SU TIERRA DE BENONAR, guanche muy leído y persona de muchas noticias y erudición, y de cómo se encontró con el ingenioso hidalgo. Creo que el título ya deja claro de qué trata. Es muy divertido. Lo recomiendo.

12.- ¿HÁBLENOS DEL PROYECTO “NACE”? 
NACE es una asociación sin ánimo de lucro que surge en el año dos mil diez impulsada por un pequeño grupo de escritores y entusiastas de la literatura, con el objetivo de facilitar la incorporación de los escritores noveles al mundo literario canario, a través de la publicación de sus obras, dado la situación de inviabilidad que, en este sentido, se producía en nuestras islas, pero con la intención de incorporar a la iniciativa a los autores ya experimentados y con más recorrido, puesto que les afectaba, si no los problemas para publicar, sí la conculcación de los derechos de autor, aún hoy existente.

En tres años hemos publicado veintidós libros y tenemos en cartera doce más, algunos de ellos de muy próxima aparición, mantenemos un programa de radio, LEER POR LEER, en Canarias Radio La Autonómica, con Kiko Barroso, en el cual, desde hace tres años, venimos fomentando la escritura entre la población canaria, hemos organizado y  coorganizado cientos de eventos literarios,  como las tres últimas ediciones de La Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria, las dos últimas del SILA (salón internacional del libro africano), firmamos el pacto por la lectura y la escritura en Gran Canaria, auspiciado por el Cabildo Insular de Gran Canaria y apoyado por las máximas instituciones culturales, políticas y empresariales de la isla, como única representante de los escritores canarios, se han incorporado escritores de mayor currículum y de otras islas, nos encargamos de todas las tareas de edición de un libro, y ya ofrecemos gratuitamente servicios que en  la calle cuestan aproximadamente unos trescientos euros como mínimo, por ejemplo la corrección ortográfica y gramatical, la revisión de estilo, el diseño de portadas, la maquetación,  la gestión de los trámites burocráticos y legales de las publicaciones y la organización de los actos de presentación y de promoción. Además, garantizamos que con nuestro sistema, todo el beneficio obtenido de la venta de los libros va a parar íntegro a sus autores.

Aspiramos a pagar la edición completa de las publicaciones de los socios.Todo esto dentro de un sistema regulado y democrático. Hoy se nos abren nuevas espectativas, se nos ofrecen colaboraciones en proyectos e iniciativas muy atractivas, que escuchamos con respecto e interés, y que tendremos que valorar si están en consonancia con el espíritu que nos mueve. Que los llevemos a cabo o no depende de la opinión de los socios, expresada en asamblea, o de las decisiones de la junta directiva, libremente elegida, según corresponda. Estoy seguro de que se me quedan cosas en el tintero.


13.- ¿QUÉ PASOS HAN DE SEGUIR LOS ESCRITORES PARA PUBLICAR A TRAVÉS DE “NACE”? 
Esta es una asociación con espíritu cooperativo, es decir, se basa en el apoyo y esfuerzo común de los interesados.  Por eso, lo primero que hay que hacer es asociarse, cursar el alta como socio, cuanto antes mejor, no esperar a que esté próximo el momento de publicar la obra propia, para que el número de asociados sea lo suficientemente elevado para permitirnos, con la recaudación de la cuota, cuatro euros mensuales a pagar en un recibo trimestral de doce euros, costear la edición completa de todos nuestros escritores.  Este trámite es obligatorio.
Con posterioridad, presentar su obra en formato digital, a través de nuestra dirección de correo electrónico, y esperar a que le toque el turno de revisión de su texto por parte de los comités de lectura correspondientes, creados al efecto y formados por escritores, licenciados, profesores y escritores con un gran nivel cultural y un amplio vagaje de lectura de todo tipo.
Después, aprovechar todas los actos y eventos que organizamos de promoción de nuestros escritores y divulgación de su obra, participando activamente en los que le atañan como protagonista y en los de los demás.

14.- AQUILES ¿PUEDE FACILITARNOS ALGUNA DIRECCIÓN DE CONTACTO PARA ACCEDER A “NACE”? 
La de nuestro blog,  nacelaedicion.blogspot.com.es/,nuestra dirección de correo electrónico, nace2252010@gmail.com ,  y la de nuestra página de facebook, www.facebook.com/nace.laedicion.

15.- ¿QUÉ ANÁLISIS NOS PUEDE HACER DEL ACTUAL PANORAMA LITERARIO EN LAS ISLAS CANARIAS? 
Esta es la pregunta más difícil de responder de las que me ha hecho.  El panorama es diferente según  el punto en el que el observador se sitúe. Yo, que miro desde la escritura misma, me quedo con el gran número de escritores y obras  que aparecen continuamente en todos los puntos de nuestra geografía, eso es bueno y hay que apoyarlo. El resto, del que tenemos mucho, las calificaciones, clasificaciones, exclusiones, silencios y olvidos mediáticos, desagravios, venganzas antológicas, elitismos, imposturas, engaños, cocos, etc, nada tiene que ver con la literatura. Es malo y hay que combatirlo. Por lo menos destaparlo. Poniendo ambos elementos en la balanza, creo que pesará más la creatividad y el trabajo que la mala uva. 

16.- ¿POR QUÉ DECIDIÓ PARTICIPAR EN EL FESTIVAL DE OTOÑO ORGANIZADO POR UNA SERVIDORA? 
Usted invitó a Antonio Arroyo Silva a intervenir acompañado de otra persona, él se acordó de mi y me lo propuso, indicándome que a usted le gustaba la idea de mi participación. Esta acogida fue la que me animó a hacerlo. Aprovecho para agradecérselo  a ambos. 

17.- ¿HÁBLENOS DE SUS PROYECTOS INMEDIATOS? 

Apareciendo paulatinamente, tan pronto los vaya terminando estoy trabajando en varios poemarios a la vez, que irán, de inmediato el primero de ellos, si Dios quiere.  Hay otros proyectos de los que prefiero no revelar nada, de momento. Debe tener en cuenta la obligada dedicación que presto a NACE, en virtud de mi cargo, que resto a la creación. 

18.- A DÍA DE HOY, ¿QUÉ ESPERA QUÉ OCURRIRÁ CON SU OBRA? 

Espero que siga creciendo y sacie la necesidad que me obliga a escribir. No sé cuál es, pero tengo síntomas de un alivio ligero cuando alguien escucha o lee con interés mi obra. Así pues, deseo me sigan dando oportunidades de transmitirla a los demás, como la que usted me ha brindado; aumentar la dosis. Mientras le contesto, me doy cuenta de la incurabilidad de mi afección.

19.- PARA CONCLUIR, POR FAVOR, AQUILES, ESCRIBANOS UNOS VERSOS DE ALGUNO DE SUS POEMAS
Les dejo un poema hecho para la ocasión que le dedico a usted y a los propietarios de Triana Café Gallery, por su amabilidad.


UNA VOZ SE ABRE PASO
ENTRE EL RUIDOSO CAFÉ
Y LOS PERSISTENTES PLATOS,
CASI QUE ESA VOZ SE VE
SIN TENER CUERPO NINGUNO,
COMO EL NUBARRÓN DEL HUMO
DEL CIGARRILLO PROHIBIDO.
NADIE MANDARÁ A CALLAR,
PERO EL SILENCIO SE HARÁ
EN EL QUE ES SU DESTINO.
ESTA VOZ AHORA YA HABLA
A LA GENTE AQUÍ REUNIDA,
EN CAFÉ GALLERY TRIANA.
SE DIRIGE A SU ALMA MISMA
QUE LA RECIBIRÁ FRESCA,
LA BEBIDA QUE SE ESPERA.
POR MOR DE LOS PROPIETARIOS
Y LA GRACIA DE ALBERTINE
ESTE LOCAL ORA SIRVE
VERSOS ENTRE TAPA Y TRAGO. 

MUCHAS GRACIAS AQUILES GARCÍA BRITO, HA SIDO UN HONOR ENTREVISTARLE.

Por Albertine Orleans (con la colaboración de GHCT-noticias.com)
Escritora y amante del ARTE con mayúsculas.



Seguidores