sábado, 31 de octubre de 2015

¡LAS MUJERES SON MUY PUTAS, TENED CUIDADO!

¡LAS MUJERES SON MUY PUTAS, TENED CUIDADO!

POR MAITÉ CAMPILLO
Ahí lo tienen por la calle, camina tranquilamente el sacerdote de Badajoz. El de los “humildes” consejos a sus pupilos infantes, presunto violador de niñ@s a las que José Donoso (‘Pepito’), llama muy putas.

Historias para no dormir. . .

El fue, el cura José Donoso Fernández, mismo (y no en el siglo de las luces, ahorita en el que vivimos de tan escasas “luces”), el que da consejos a jóvenes no a “jóvenas”, que reciben catequesis en el municipio pacense de Mengabril. NO PUTAS A SECAS, más que putas, ¡muy putas! (como él dice.) Y, digo yo, ¿qué le habrán hecho las mujeres, entre ellas “madre y hermanas” a este salvador de almas? Le habrán negado el ascenso a los cielos por “akerra”, perdón!, vulgar akerra?

<<¡Tened cuidado. . . !>>

Advierte a los niños del peligro. Como si de un tren de gran velocidad se tratara y los arrollara de por vida. ¿Pero dónde es que se encuentra el peligro, ¿en sus madres, abuelas, hermanas, compañeritas de colegio de la misma edad y juegos?. Todas unas putas, dice a los niños. . . ¿Acaso quiere decir brujas que acuden a akelarres para montar sobre el macho, sobre escoba o nocturnos globos calvos flotantes como coronillas sobre el tejado de la iglesia, acaso hacernos creer el derecho de pernada e insulto, como reyes de un cielo putrefacto en nube feudal?. Por ahí anda el cobarde. Repartiendo consejos el felón de la ocupación en la enseñanza, lacayo de los ejércitos, comemierdas y virreyes del rosario oligarca financiero.

Ahí lo tienen por la calle, camina tranquilamente el sacerdote de Badajoz. El de los “humildes” consejos a sus pupilos infantes, presunto violador de niñ@s a las que José Donoso (‘Pepito’), llama muy putas. Pepe Donoso, el mentiroso rabino-católico, a los 66 años entró en el juzgado como imputado por pederasta, ¡y salió con una orden de alejamiento del niño, de 100 metros!. ¿Quién es quién en la cuerda que sujeta el equilibrio de la degradante imposición?. ¡Corre, corre, corre que te pillo!, juega a lo “inocente” el cura con los niños. ¿Bromea juez y mentecato con la inocencia abusando mano a mano de su pureza, para convertirla en despojo?. Impusieron ambas corrientes de electrocutar la ley sobre la faena en plaza ciudadana con un metro de distancia.

<<¡Suficiente para no “volver a tocar al niño”!>>

Tremendo cura el “Pepito” correoso. Ya le veo con cinta métrica trucada midiendo entre él y su víctima (alargando el brazo como Hitler a las tropas de exterminio.) En diana la distancia, hace que juega con arco y flecha para simular las intenciones. Y es que hay que tener mucho, muuuuucho cuidadin con estos “aterrizajes”. Ay Señor de las almas descarriadas por campos humanos, peligrosos tus siervos ¡Señor! Y, todo esto, en un pueblo pequeño de no más de 500 habitantes; salió de la era terrenal y encontró el paraíso (¡con la casta hemos topado!) Ya se sabe, la inocencia enternece a la bestia más allá de lo que vale. Luego pasa lo que pasa, al clero le llueve la fama. . . ¡El ruso lo dijo!, la iglesia que no se transforma en auditorio en manos del pueblo, biblioteca, casa de la memoria, laboratorio de investigación, taller de carpintería, aula de pintura o teatro. . . ¡pues eso, que no hay mejor vela que la que arde! ¡Jo, con la corte de los milagrosss, tremenda soberbia!. Ay, ay, ay, miserable Pepillo!!!. Dio un portazo a la casa de sus padres, al arado y la cosecha, y se dirigió hacia el árbol prohibido con el evangelio del cielo en sus manos. ¡Ay el paaadre! Como se aprovecha el “padre” de la inocencia, el cobardico!!!. Trillado y dejado como parva para el ganado en beneficio de sus santos, haría con él, el mío. ¡Mira que salir del coto de su camino, donde todo campo es orégano, qué necesidad con tanto convento necesitado de confesor!

Los primeros encontronazos entre sacerdote y municipio, hará poco más de dos años; arrancaron puertas y cerrojos a partir de la poética biblia del cura (¡Las mujeres son muy putas, tened cuidado!) ¡Pero bueno oiga, hasta ahí podríamos llegar, descarado sinvergüenza!. Y una parte no sumisa de la comunidad asaltó el consistorio, reuniendo los apóstoles con Pepillo Donoso el mentiroso. Pidiendo al descarriado explicaciones sobre la frase escupida a los niños acerca de niñas y mujeres (“se disculpó”), respondiendo <<¡que eran cosas normales!>>

¿Normalesss?. . .

¡¡A la hoguera!! Que por mucho-mucho-mucho menos, la iglesia quemó a miles de mujeres en el mundo, a la hoguera, que el juicio lo hizo público el pueblo!. Fuentes municipales sostienen que el cura, “impedía por todos los medios”, la entrada de las asistentas del Ayuntamiento a la casa parroquial.

O sea, ¡fíate de los curas Pepillo y confiesa tus pecadillos! ¡Atrevete a decirle que llamaste cabrón al patrón! Sí, dile que además de ruin y sanguijuela por cerrar la empresa y despedir a los trabajadores, abrió una nueva sin ellos y con dinero del Estado, a otro nombre. Eso, confiesa al deforme vividor tus penas, o acaso también tienes pecados que confesar. . . ¿Qué dirá el santo Papa (¡ay el paaapa!) que vive en Roma; acaso no ve el degüello de palomas, eh?, digo, al pelotudo que se esconde, al de la navaja bajo faldones <>. . . Pobre Virgen del Camino bendita. Pobre Morenita y Rosario. ¡Ayyyy como te cojan todas ellas! Mira que son unas cuantas miles por el mundo, incluida la de Fátima que otorga milagros, puaf! Escóndete Pepillo que no te salva ni el trillo que quiso ofrecerte tu padre!!!


El Consistorio pacense tilda de “singulares” los hábitos educativos del religioso:

<>

¡Como te coja mi padre que está en el cielo te lleva por perverso a las llamas, ayyy como te cojaaa!!!. Reconocen también como “singulares, los rumores”, sobre los presuntos abusos sexuales de José Donoso, que públicamente planean sobre el pueblo desde el año 2010. Ñoooooo, y nos encontramos en el 2015!!!. Y es que según la ley (como ésto es una democracia), pues eso, el “santo” José Donoso constitucionalmente hablando, carece de antecedentes penales. ¡Anda claro, pertenece a los hermanos claristos!.

<<¡Es la primera vez, lo juro ante el santísimo, es la primera vez!>>

Dijo, el avispado tramposo, el deforme vicioso. Jura y perjura el bellaco expulsado del firmamento ante el dios árbol de las manzanas. La trayectoria del cura José Donoso Fernández, gravita sobre la docencia en seminarios y otros centros frecuentados por menores. Licenciado en Filosofía, trabajó como formador del Seminario Menor de San Antón de Badajoz y ejerció como profesor de Geografía, Historia y Arte, en los Institutos de Educación Secundaria (IES), en Castelar (Badajoz), Santiago Apóstol (Almendralejo), y Albárregas (Mérida). Ya jubilado de su actividad en los institutos, “acude por las tardes a distraer su mente”, a la parroquia Santa Margarita de Mengabril, único “templo” de un pequeño municipio de 500 habitantes, adscrito a la Parroquia de San Sebastián de Don Benito, donde reside para matar la fiebre tifoidea.

En su biografía colgada en la web del templo de Mengabril, pude leer al escribir estas notas:

<

O sea, que lo que se dice trabajar el sujeto en cuestión, nada. Pasó de la familia, ¡y liberar la ansiedad!. Al parecer se encontró con el diablillo dios, y juntos encontraron la solución, ¡descubrieron la enciclopedia Álvarez! Que al parecer Franco tenía como guiá educativa, para hacer de los niños buenos falangistas católicos en espíritu imperial. Y, desechó de un santiamén las manzanas del árbol piojoso, para pasar a las alturas de los “templos del palacio de la educación” ¡Lanzose lobuno a lo rabioso el cuitado ángel de la guarda sobre el fruto prohibido! Aún verde y antes de que madurara sus ideas, gracias a la enciclopedia del saber!!!

Lo consiguió por obra y gracia del espíritu nacional. Lo licenciaron en filosofía, ya que lo suyo era filosofar con los más pequeñ@s sin distinción de sexo!!! De la primera temporada en el paraíso, prefirió además de niños, niñas, ¡pero. . . descubrió que éstas le rompían los esquemas!, no fueron lo suficiente sumisas. E inventó un nuevo evangelio más poético que la constitución del heredero del dictador (“¡Las mujeres son muy putas, tened cuidado!”), desde entonces no ha dejado de filosofar.

Abundan en su haber las clases individuales que son las que mejor le acercan el contacto con la sabiduría. . . ¿Cuántos siglos tienen que pasar para que nos demos cuenta de la infame tiranía de los devotos al cielo de la nada?. Hipocresía de mentiras tan burdas son difícil de creer, si no se deja oxidar la maquinaria humana interna que llevamos dentro!. . . ¿Se imaginan el contacto en un bautizo, boda o entierro con tales manos y pensamientos?. Hay padres que llevan a sus hijos a la “cueva del lobo” aún a sabiendas, que éstas manadas, son lo peor del género humano. Y lo que es aún peor, es que todavía aguantemos un Estado (teóricamente laico), que ingresa miles de millones de los impuestos del ciudadano a una organización degradada en su historia, mafiosa, sobrada de millones como lo es sin duda la iglesia católica. ¿Cuándo vamos a dejar de pagar el impuesto (católico) contrarrevolucionario?. El “Opio del pueblo” que señaló Karl Marx. . . <>

!Ha sido el Obispo! (II parte)

La muchacha caminaba entre los recuerdos vividos esa jornada, ensimismada en ellos y a punto de llegar a su casa, notó sobre la espalda una garra. No le dió tiempo a girar la cabeza, dos cuerpos se abalanzaron sobre ella; unos brazos herméticos la paralizó desde el cuello, brazos y boca. En cuestión de segundos empujaron a la joven hacia el portal de una vivienda que estaba abierta. La lanzaron contra el suelo con la boca hacia abajo, y siempre tapada con la mano de uno de ellos.

<>

Volcó la bestia sobre su cuerpo más que nerviosa esquizofrénica en su propósito criminal. La pusieron de rodillas de forma sádica. Agarrándola fuertemente las piernas la inmovilizaron entre ambos, como un cuchillo desgarrando más allá de la piel. La muchacha cree haber hecho de todo en su defensa. Pataleo, coces, codazos, grito, haber llorado, mordido, y recibido, además de golpes de acero, toda una gama enfermiza de vejaciones humillantes. En uno de los golpes notó algo muy duro en sus dedos.

<>

No supo más, perdió el conocimiento. Llegó al hospital sangrando por la boca y aferrada a una cruz de oro (la dijeron.) La policía hizo su presencia en el hospital. Le hicieron unas cuantas preguntas, guardaron el crucifijo y los restos de sangre del violador; le dijeron que había sido muy valiente, que las pruebas aferradas como trofeos a sus manos eran de vital importancia.

Ya instalada en su casa tras varios chequeos y análisis, trató de olvidar la noche de terror refugiada entre libros. Pero una de esas noches, algo la inquietó nuevamente, y se negó a seguir la monotonía de aquellas lecturas. Estaban hablando por televisión del obispo de la ciudad; éste sonreía, hablaba a la prensa felizmente relajado, se puso a escucharlo. La muchacha observó que lleva una venda que le cubría parte de su mano derecha, y en la otra, un gran anillo de oro. Una chispa de luz irradió su cabeza, la hizo subir el volumen acercándose al televisor para mejor ver al enviado de Dios. Explicaba al entrevistador (morboso ante el vendaje), cómo había sido atacado por un perro callejero la noche pasada. Indudablemente mentía (pensó ella observándolo sin pestañear), mientras recreaba la escena vivida de aquella noche. Poco a poco y sin dejar de pestañear ante el televisor, su cuerpo empezó a estremecerse; una sensación de inquietud y sudor empezó agobiar la paz interior que se había propuesto. Lo del dedo índice vendado y el anillo coincidía (se dijo reflexiva.) Reprochándose así misma los malos pensamientos, ¿pero, cómo puedo llegar a pensar. . . habré quedado trastornada?, siguió repitiéndose. ¡Cómo podía ser un obispo el violador, es imposible, sus amigas y familia la creerían loca!. Cuanto más le observaba en la pantalla la inquietud la embargaba, su cabeza no paraba de dar vueltas a los hechos. Una corazonada la invadió. Repentinamente se puso en acción, se había decidido a comprobarlo. Telefoneó a familiares y amistades más cercanas. Les contó sus reflexiones tras la aparición de aquella imagen por televisión, y quedó en reunirse con todos para el día siguiente.

Un equipo se puso en marcha. Llamaron a todos los hospitales para comprobar si un hombre la noche de los hechos, había sido ingresado por una mordida de perro en un dedo de la mano. ¡Bingo! En una clínica privada les dijeron que esa noche sobre las tres de la madrugada, un sacerdote había llegado con el Obispo herido en una mano, por la mordedura de un perro. Todo coincidía, el día, la hora, herida, dos hombres. . .

¿Obispo y cura sus violadores?

Amigas y familiares alucinaban, les costaba creer a la muchacha, pero el silencio se rompió.

<<¡Hay que ir a por ellos cueste lo que cueste!>>

(Había pruebas contundentes para meterlos en la cárcel)

<<¡Hay que llamar a la policía!>>

Había que informarles del ingreso en la clínica, de la violación, será fácil comprobar el ADN, el trozo de carne de su dedo, pelos, sangre, restos de semen. . .

Al día siguiente un comisario la llamó para que pasara por la comisaria, se presentó con un amigo abogado, la intención, hacer una declaración inculpando al Obispo y al sacerdote que le acompañó en la clínica. El Comisario escuchó su versión. Después, dijo, que a su pesar, las pruebas recogidas en el hospital habían desaparecido.

<<¿Queeeeeeeeeeee?>>

Aseguró que el Obispo tenia un testigo de cómo había sido mordido por un perro: el sacerdote de la catedral le acompañaba esa noche, él mismo lo llevó a la clínica.

<<¡Pero ese cura no es un testigo, es un violador!>>

Gritó la joven. Y el comisario los despachó sin más contemplaciones, diciendo que fueran al juzgado si lo consideraba más oportuno. Y, ya visto lo visto, hasta la ley (¡hay Señor!), del Obispo, sin muchas esperanzas. . . ¡Por supuesto que lo iban a denunciar! También al cura de la catedral en complot con el Obispo, por lesiones, por mentiroso, por violadores, y a la policía por la “pérdida” de pruebas contundentes, por encubridora, y al hospital también, por la “pérdida” de la esencia definitiva.

Dieron una rueda de prensa para denunciar públicamente los hechos acontecidos. La noticia apenas tuvo eco en los medios, a los pocos días se olvidó la persecución, el acoso, abuso de cohecho y, hechos que evidencian la violación fuera del campo de estrellas de la biblia que lo ampara, salvo el manzano podrido. Ningún periodista llamó. Estaban muy ocupados en el pleno del ayuntamiento, donde unos a otros se llamaban corruptos, eso sí es noticia. Y, las denuncias en el juzgado quedaron arrinconadas en algún cajón, de algún despacho. . . Una duda le vino a la cabeza (la joven seguía torturara), ¿y si quedo embarazada? ¡Dios, como se entere mi madre me mata!.

¡¡Ha sido el Obispo!!

PD.

El ex Obispo de Brujas, admitió que los tocamientos sexuales (a ambos sobrinos, entonces de 12 y 13 años) se produjeron “varias veces al año. Al final, los tocamientos sexuales se convirtieron en una costumbre. Sabía que lo que estaba haciendo no era bueno. . . Sí hubo tocamientos de los miembros viriles, pero nunca hubo sexo violento, fue sin malicia”

El Obispo José Luis Amezcua (de Colima), aseguró en los medios que el “padre” Odon Serratos Sepeda no es pederasta, pues la pedrerastría sólo se da entre un barón adulto y un niño nada más. . . ¡la jovencita ya tenía 15 años!

. . . El abogado preguntó al arzobispo Robert Cunningham si, a los ojos de la iglesia, un niño abusado sexualmente por un sacerdote ha cometido un pecado. . . “El niño es culpable, tiene parte de la culpa de ser violado”, dijo Robert Cunningham el 14 de octubre de 2011. Más tarde, en la audiencia, quiso retractarse diciendo que tendría que conocer qué papel jugó el niño. . . ¿acaso el chico alentó al sacerdote, o consintió de alguna manera?”, dijo Cunningham.

. . . “Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. ¡Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo, incluso si te descuidas te provocan!. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece” (Obispo de la isla de Tenerife, Bernardo Álvarez Afonso.)




Maité Campillo (actriz y directora de teatro)

UN DOLOR...

UN DOLOR...

DUNIA SÁNCHEZ
Un dolor.
El cimbrar de las ramas.
La oscuridad de la jornada.
Incesante solapados
A una nave del olvido.
La memoria retrocede
Y es cenit de encuentros, de experiencias.
Se desangra la duda
Cuando ameniza las horas espejos rotos.
Te miras.
Te observas.
Te examinas.
Las cadenas son puentes al vacío

Donde has de nacer.

DEMONIOS DEL MENSAJE MEDIÁTICO

DEMONIOS DEL MENSAJE MEDIÁTICO

POR EDUARDO SANGUINETTI, FILÓSOFO Y POETA RIOPLATENSE

La simulación, el desparpajo, la cobardía, y el autoritarismo, son la norma de los funcionarios oficialistas y de la denominada oposición ávida que dictan y rigen en Argentina… deviene preguntarse, ante la alternativa y alteridad, en la urgencia del momento que vive este país, ¿quién de los candidatos no adhirió al modelo neoliberal excluyente y explotador menemista y de la dictadura?… sincerémonos, pues nada cambiará,.. la mentira y la farsa, reinan… y no olvidemos, que los pueblos sin memoria llegan a ser sojuzgados por mononeuronales… y que de un modo u otro son cómplices del fraude y la corrupción.

Es a través de la noticia y la opinión periodísticas cómo el hoy agigantado poder de los medios y redes, buscan incidir en la sociedad, enarbolando supuestos principios de “libertad informativa” y “veracidad” que, por lo menos en Argentina, insisten en un ejercicio de la información sin cortapisa y en la crítica, como método de “independencia” y “liberación”, ante el espectador despistado, “blanco móvil” de los medios, que se han convertido en fines.

Este tema acuciante, el de la voluntad del pueblo manipulada, opera en la construcción de una existencia en los bordes, en búsqueda aparente de una “coherencia” inexistente, basada en la ficción del simulacro del presente.

Un claro ejemplo del simulacro en acto, lo da el lema “Cambiemos”, del candidato ultraliberal, a la presidencia de la República Argentina, Mauricio Macri, que deviene en “más de los mismo”… no se avizora ningún cambio, a pesar de los degradantes discursos de periodistas mercenarios, que desde los medios, que operan para las macrocorporaciones financieras del planeta, con animosidad indisimulada de enterrar todo ideal de libertad e independencia para un pueblo, el argentino, manifiestan a viva voz, los tiempos de cambio que se vivirán, de ganar el conservador Macri.

Y me pregunto, ¿quién está detrás de este candidato?… leo en los medios conservadores, cómplices de dictaduras y funcionarios del gobierno de Carlos Menem, (aquel presidente, que privatizó Argentina), entrevistas a Juan Perez (Martín Redrado, su nombre artístico), un personaje que viene transitando en funciones en gobiernos desde el menemato, hasta el kirchnerismo, Domingo Cavallo, creo no hace falta presentarlo a este economista cordobés, al servicio de intereses de naciones lejanas, Duhalde, desde su rol paternalista, manifiesta en voz pausada: “Tenemos que hacer fuerza para ayudarla…” refiriéndose a la flamante gobernadora de la provincia de Buenos Aires, elegida en elecciones del 25 de octubre, la encantadora, María Eugenia Vidal,, Hernán Lombardi, el hoy encargado de la cultura en la Ciudad de Buenos Aires, ministro en el gobierno de Fernando De La Rua, quien lagrimeó en el helipuerto de la Casa Rosada cuando vio partir en helicóptero al ex-presidente, con rumbo incierto… y así, tantos personajes replicados hace décadas… ¿este es el cambio?

Las convicciones solo resultan creíbles cuando se fundan en una trayectoria… no ignoró jamás que el riesgo al silencio es infinitamente mayor que el riesgo de la palabra, que no debe desaparecer en su función vital de “decir algo”, a pesar de todos los obstáculos y riesgos que ello implica en este mundo, violentamente afectivo el asumir dicha función en este momento crítico, en la historia de Argentina, es de vital importancia, pues, asumo ese riesgo…

Mantener el equilibrio, en distancia y lograr cierto objetivismo, se impone, ante la desmesura triunfalista que se palpita, en el optimismo que irradian los medios esclavos y en los fans de Macri y compañía.

Los adversarios de la autodeterminación e independencia de los pueblos, han sido siempre los medios maniqueístas, conformados por informantes rentados con tendencias dogmáticas anoréxicas, que junto al aditamento de lo falaz y la ausencia de vocación periodística, articulan sus periódicos apuntalados por demasiados aliados, demasiados recorridos seguros dentro de las distintas ciudadelas del poder, sin riesgo alguno en ser excluyentes, aún en detrimento de sus fieles lectores, imbuidos de la influencia ultraliberal globalizada… creo, lectores de La República, no ignoran el nombre de los medios, la “prensa negra” a la que me refiero, en ambas márgenes del Plata, que tanto daño hacen y han hecho, en nuestras tierras.


Ha llegado la hora en que las ideas y los ideales sean puestos en práctica por quienes aún los conservamos, a favor del pluralismo, del disenso, borrando de la triste historia de la comunicación en Argentina, “la información monolítica” que tantas víctimas ha cobrado en su accionar artero y censor (me cuento entre sus víctimas), al servicio de los sicarios de la comunicación de masas en tiempos de dictaduras y democracias procedimentales, siempre a favor de las corporaciones empresariales con la anuencia de una burguesía estúpida, sin olvidar la farándula, conformada por opinólogas actrices y modelitos, devenidas en putas de ocasión, asimiladas al decir de “Tú Macri” en acto de seguir tendencia de Gene Sharp en un mundo donde pareciera ser lo que debiera. Mas la vida camina por otros senderos donde la libertad y la verdad tienen una contra-cara, con cuota de placer legítimo, un mundo donde los ángeles son ángeles y la basura sólo basura.

viernes, 30 de octubre de 2015

UNIDOS POR LAS RENOVABLES Y CONTRA EL GAS

UNIDOS POR LAS RENOVABLES Y CONTRA EL GAS

CÁNDIDO QUINTANA
Creo que apostar por las energías renovables y rechazar las energías fósiles es vital para Tenerife, para Canarias y para el Mundo en estos momentos tan dífíciles que vivimos, por culpa de las incongruencias y los negocios que están propiciando el cambio climático. Tenemos que implicarnos TOD@S, luchar, compartir, difundir si de verdad queremos lo mejor para nuestra tierra, y que dejen de ganar dinero sucio a cambio de jodernos el futuro y el planeta, el único que tenemos para poder vivir, y las generaciones venideras están ahí. En Canarias tenemos que impedir, ¡como sea!, que el GAS se haga realidad, porque es otra energía fósil muy contaminante, agravada con el sabido peligro de por vida por posibles explosiones que nos trasladaría. EnGran Canaria están luchando a tope contra él con el apoyo del Gobierno de la Isla, El Cabildo, lo que les otorga grandes posibilidades de éxito. Pero aquí, en Tenerife, tenemos la desgracia de que nuestro Cabildo apoya los "negocietes" de los de siempre por encima del Interés General, con absurdas y despilfarradoras explicaciones, como menor contaminación o su transitoriedad, que jamás sería efectiva porque los potentes inversores, que tienen todo el poder del mundo, se encargarían de ganar mucho dinero con él durante el mayor tiempo posible, dadas las millonarias inversiones que requiere. Y todo gravado por la postura del presidente Clavijo y de los deseos insanos del ministro Soria, lo que no nos dejan otra alternativa que seamos los ciudadanos los que tiremos del carro con  los apoyos de colectivos afines y de partidos emergentes, que también están por nuestra misma labor. Adjunto mi último artículo por si deseas leerlo y/o compartirlo. ¡¡¡SÍ A LAS ENEGÍAS LIMPIAS, NO A LAS CONTAMINANTES Y PELIGROSAS!!!



Un abrazo

AMANECE

AMANECE

DUNIA SÁNCHEZ
Amanece.  En una casa de paredes de pintura carcomida se halla madre e hijo. En una habitación. En la cama la madre. En un rincón sentado en el suelo el hijo.

 Pero a dónde vas hijo de las mil lunas a estas horas.
Nada, busco agua. Si agua que has de beber, que debo de beber. No ves que esta sequedad nos estás matando.
Si, cierto. Pero no robes a nuestros vecinos, ello traerá una batalla campal donde  a ti no te quedará ni el suspiro.
Que no robe. Pero que dices madre. No puedo más. Estoy cansado y sediento…tanto que mis fuerzas son nimias. Necesito beber y tu también de esa agua que da la vida. Mira nuestro pozo, contaminado.  Si  muero por ese delito lo prefiero antes de contaminarme con ese lodo.
No hijo. No. Te matarán, mira que eres bestia. No comprendes. Ya vendrán tiempos mejores. Aguanta, aguanta…hasta que la lluvia rebose nuestras bocas, humedezca nuestros labios.
Estás loca madre. No te ves. Ahí encamada sin nada que llevarte a la boca solo pan y pan. Agua. Sí agua que engendra la vitalidad, el surcar por estos campos aislados de todo bullicio. Iré madre y al primero que tenga agua potable se la pediré sino….
Sino qué. Dime, dime….lo matarás.
Si madre.
Dios santo de todos los Cristos que el demonio no invada esta casa, esta casa oxidada, derruida por tanta mierda. La miseria nos abate, la miseria nos daña, la miseria nos corrompe. Pero hijo…Dios Santo de todos los Cristos  no hagas barbaridades. No me dejes sola.  No ves mi estado.
Si, madre. Veo tu estado y por ello soy fusil al encuentro de tu vida. No es fácil. Pero me hallo descosido al verte tan decaída. Maldita pobreza. Adiós madre, voy a por el agua. Agua que has de beber, agua que he de beber nada más.
Hijo ¡Hijo¡ Aquí te espero, siempre te esperaré…

Y se fue, con la sombra de un sol que llagaba sus ojos, con la rabia de una madre muerta

POEMAS CON HUMOR

LA MEDIANOCHE
Fina, la medianoche.
Oigo los nudos del rosal:
la savia empuja subiendo a la rosa.
Oigo
las rayas quemadas del tigre
real:  no le dejan dormir.
Oigo
la estrofa de uno,
y le crece en la noche
como la duna.
Oigo
a mi madre dormida
con dos alientos.
(Duermo yo en ella,
de cinco años.)
Oigo el Ródano
que baja y que me lleva como un padre
ciego de espuma ciega.
Y después nada oigo
sino que voy cayendo
en los muros de Arlés,
llenos de sol…
Gabriela Mistral
Chile
Hay días que pasan
sin haber llegado.
Otros que no se van nunca.
Jorge Luján
Argentina
Desde el comienzo del viaje
no ha hecho más que pasar
el paisaje.
Jorge Luján
Argentina
LOS SIETE DÍAS
Hay en la escuela
siete niñitos:
Primero el Lunes,
flojo y dormido.
Segundo el Martes,
bueno y activo.
Tercero el Miércoles,
pasa jugando.
Cuarto es el Jueves,
serio y callado.
Quinto es el Viernes,
tranquilo y tímido.
Sexto es el Sábado,
¡el más lucido!
¡Por fin, Domingo
bello y querido!
Óscar Jara Azócar
Chile
TIC, TAC
Tic, tac.
¿Qué hora es?
¿Es antes
o es después?
¿Cuánto tiempo
es un ratito?
¿Cuánto falta
para ayer?
Mirta Goldberg
Argentina
SINFONÍA PEQUEÑA
Cascabel,
cascabelín.
para que duerma el lebrel
la luna pone un cojín,
campanón
campanería,
la noche roba un ropón
para vestirse de día,
violoncín,
violoncelo,
el sol deja su pañuelo
y se lleva su espadín,
campanolín,
campanada,
el pájaro cantarín
se bebe la madrugada.
Eunice Odio
Costa Rica
AHORA
Este es el tiempo.
El que no pasa
el que nos pesa,
la hora que nos pisa.
Ese latido de vida y de risa.
Ahora o nunca.
Vida o bruma.

miércoles, 28 de octubre de 2015

El ocaso de la propiedad

El ocaso de la propiedad
TOÑO FRAGUAS

“Por primera vez en décadas, en occidente, asistimos a una ruptura brusca (disrupción) del deseo de acaparar y acumular”, asegura el autor
Atasco diario en la M-30 de Madrid. FERNANDO SÁNCHEZ
La barba de Van Gogh era pelirroja. Van Gogh tenía esa propiedad: una barba pelirroja. Esperanza Aguirre conduce un Toyota blanco. Esperanza también tiene esa propiedad: un coche. Llamamos de la misma manera (propiedad) a un rasgo físico -natural- y a un objeto -artificial-. Quizá no sea una identificación inocente. Durante siglos los dueños (amos, señores, etcétera), han querido defender su patrimonio como si fuera una atribución natural o divina. Van Gogh tenía la barba pelirroja por obra de la naturaleza o por gracia de Dios; por estos mismos motivos el terrateniente y el oligarca defendían su derecho sobre las cosas y las personas. En el siglo XX, tras un larguísimo proceso histórico, ese derecho a la propiedad privada se democratizó y transfirió al resto de individuos, especialmente después de la Segunda Guerra Mundial. Surge entonces el paradigma en el que hasta ahora hemos vivido: el modelo de sociedad de consumo, tal y como lo definió el filósofo Henri Lefebvre. Pero quizá esta forma de sociedad esté empezando a dar síntomas de agotamiento.
Es lo que sugiere un dato que en abril publicó la consultora PwC en su estudio The Sharing Economy, a saber: el 43% de los consumidores estadounidenses consideran que la propiedad es una carga. Esta tendencia va en aumento y creo que no nos hemos parado lo suficiente a reflexionar sobre ella. Estamos hablando de uno de los países más competitivos del planeta, una sociedad fundada sobre el materialismo económico, doctrina según la cual la felicidad puede incrementarse mediante la compra y acumulación de riqueza material. Y resulta que ahora cerca de la mitad de los ciudadanos de ese país ven como una carga el hecho de poseer cosas.
El auge de la sociedad de consumo se debió, como supo ver el filósofo Jean Baudrillard, no tanto a su eficacia para satisfacer las necesidades vitales de las personas como por su capacidad para cumplir el deseo que cada cual tiene de diferenciarse de los demás, y esto sin importarnos las letales consecuencias medioambientales y laborales que dicho modelo conlleva. Sin embargo, lo que el dato de PwC denota que los consumidores, para diferenciarse, ya no quieren tener objetos en propiedad.
En 2013, Fernando Rodés, vicepresidente de la multinacional publicitaria Havas, declaró en un acto sobre moda sostenible que las marcas deben seguir tres reglas para volver a conectar con los consumidores: “ser transparentes, no pensar sólo en el producto y establecer un sistema de reconexión basado en el concepto de capital social”. Nos interesan especialmente las dos últimas reglas. “No pensar sólo en el producto” quiere decir que, cada vez más, cuando el consumidor compra algo busca también unos valores asociados. Esos valores son los que articulan la última regla, esa “reconexión basada en el capital social”. El capital social, en palabras del sociólogo Pierre Bourdieu, es “el conjunto de recursos presentes o potenciales ligados a la posesión de una red duradera de relaciones más o menos institucionalizadas de interconocimiento y de interreconocimiento” (Las formas del capital, 1986). De nuevo, y volviendo a Baudrillard, nos diferenciamos (nos conocemos y nos reconocen), por aquello que consumimos. Consumir determinados productos nos sitúa en una red de relaciones personales que, estructuralmente, nos definen.
Así, si compramos una manzana, no sólo queremos una fruta: también deseamos un relato sobre ella; necesitamos saber de dónde viene, si los jornaleros que la han recolectado trabajan en condiciones dignas, si la manzana ha sido tratada con pesticidas, si es importada (y por tanto si su transporte contamina…). Ya no nos da lo mismo cualquier manzana, por eso el producto en sí -la manzana- ya no es tan importante. Lo que nos diferencia ya no es tener manzanas, sino un tipo muy determinado de manzana que dirá algo muy concreto sobre nosotros mismos: que nos destacará sobre el resto.
Pero el cambio de paradigma va mucho más allá del producto en sí, y es lo que sugiere el dato difundido por PwC. Estamos empezando a cansarnos de tener bienes en propiedad. Por primera vez en décadas, en occidente, asistimos a una ruptura brusca (disrupción) del deseo de acaparar y acumular. Por eso se explica el éxito de la llamada economía colaborativa. Unos 40 millones de personas prefieren usar Spotify antes que acumular CDs; el alquiler de viviendas se dispara mientras el hecho de firmar una hipoteca se considera una condena de por vida; miles de usuarios en Madrid y otras ciudades prefieren usar las bicis municipales antes que comprarse una, lo mismo vale para los coches y es lo que explica el éxito de plataformas de automóviles compartidos como Bluemove o Respiro: “El gran coste de adquirir y mantener un coche en propiedad no tiene mucho sentido cuando un coche está parado de media el 95% de su tiempo. El espacio público que estamos ocupando en la ciudad con vehículos que apenas se mueven nos impide dedicarlo a espacios verdes o zonas peatonales”, declaranen la página web de Respiro.
En esta tendencia de consumo se prima el acceso a un servicio antes que la titularidad de un objeto; es lo que los anglosajones llaman access over ownership. Si la tendencia se mantiene, en unas décadas tener determinados objetos en propiedad nos parecerá no sólo anticuado, sino también inmoral(dadas las consecuencias medioambientales y sociales -explotación laboral- del consumo de masas).
En 1840 el filósofo anarquista francés Joseph Proudhon publicó el ensayo ¿Qué es la propiedad?. En él distinguió entre el ius in re (la propiedad de derecho sobre una cosa) y el ius ad rem (la propiedad de hecho sobre una cosa, la posesión de facto). Esta segunda modalidad es la que va ganando preponderancia en la economía colaborativa. No deseamos que un papel nos identifique como propietarios de un determinado bien, mueble o inmueble; porque no deseamos las cargas que supone ostentar la titularidad de esos objetos (mantenimiento, impuestos, etcétera), ni las consecuencias morales (medioambientales, de explotación laboral, etcétera) que conlleva; pero, al mismo tiempo, no queremos renunciar a la posesión, al uso y al disfrute de esos objetos, bienes o servicios. En realidad, sea lo que sea la realidad, el carácter aparentemente finito de la existencia humana nos dice que la propiedad en sí misma es imposible (tal y como supo ver Proudhon) y que lo máximo a lo que podemos aspirar es a la posesión -siempre temporal- de un bien o servicio.
El gran reto inmediato es lograr que ese desplazamiento desde la propiedad hacia la posesión (desde latitularidad al acceso) suponga también una clara mejora de las indeseables consecuencias medioambientales y sociales que nos están dejando las sociedades de consumo creadas por el capitalismo salvaje. El peligro al que nos enfrentamos es que el capitalismo salvaje desvirtúe la economía colaborativa hasta convertirla en la enésima máscara y táctica de supervivencia adoptada por un sistema (más bien un tinglado) que causa muertes a diario y que aboca a la humanidad a su autodestrucción.

Seguidores